NacionalesSin categoría

BUENOS AIRES EL GOBIERNO DISPUSO LA INTERVENCION A EDESUR

El Gobierno dispuso la intervención administrativa de la empresa distribuidora de energía eléctrica Edesur por un plazo de 180 días tras los cortes de servicio prolongados durante las últimas semanas de ola de calor. Para eso nombrará desde mañana al intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi como interventor. El Poder Ejecutivo no tomará control operativo de la compañía pero tendrá poder de monitoreo de su plan de inversiones y de la prestación de servicio.

En el Ministerio de Economía aseguraron que esta acción administrativa “no afectará los derechos de los accionistas” y que eso despeja riesgos de que la controladora ENEL pueda recurrir al CIADI -el tribunal del Banco Mundial que dirime disputas contractuales entre Estados y compañías privadas- para reclamarle al Gobierno nacional por incumplimiento de contrato. “Si prima la seriedad jurídica no tendría sentido una denuncia ante el CIADI”, mencionó una fuente oficial.

El ENRE, además, evalúa nuevas sanciones millonarias a la compañía por el servicio defectuoso durante la última ola de calor de las últimas semanas. Según explicaron a Infobae fuentes del equipo económico, además de la multa por $1.200 millones que ya fue oficializada, habrá una suma similar que podría tomar estado firme en las próximas semanas. Y además, prepara otra batería de sanciones monetarias por los cortes de las últimas semanas. En total, podrían sumar $2.700 millones, anticipó el ministro de Economía Sergio Massa.

Por otra parte, el ministro de Economía informó que la Secretaría de Energía que encabeza Flavia Royón informará al mercado de capitales cuáles fueron los incumplimientos detectados por la inspección del ENRE a través de un informe preliminar que luego será girado al Congreso. Además, mencionó que los $2.700 millones de multas que prevé el Ministerio de Economía serán para reintegros a usuarios afectados.

“Queremos dejar claro que no se afecta el contrato de concesión ni el derecho de los accionistas, pero que el Estado va a fiscalizar el cumplimiento del contrato. No podemos permitir que el servicio público, un servicio básico, se vea afectado por incumplimiento de las empresas”, concluyó Massa en un anuncio del que participaron el secretario de Legal y Técnica Ricardo Casal y el titular del ENRE Walter Martello.

Fuentes del equipo económico mencionaron que en el diagnóstico que hizo el ENRE sobre la calidad de servicio de la empresa había dos elementos: algunos que consideraron “crónicos”, entre ellos una subinversión que todavía no fue estimada en términos monetarios por los técnicos, y un deterioro más pronunciado una vez que se dio a conocer la intención de ENEL de desprenderse de la distribuidora.

Edesur tiene a su cargo la distribución de energía para más de 2 millones de hogares del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA). Su zona de concesión alcanza una superficie de 3.300 km2, que abarca el centro y sur de la Ciudad de Buenos Aires y todo el sur del conurbano. Su red eléctrica tiene una extensión de 32.500 kilómetros y representa, según la propia empresa, el 20% de la energía del país.

Edesur, empresa surgida del proceso de privatización del servicio eléctrico iniciado en 1992, es propiedad del ENEL desde 2008. La compañía, controlada por el estado italiano, anunció en noviembre pasado que planeaba vender activos en varios países para reducir su deuda y completar un proceso de transición hacia energías más limpias.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba