DeportesDestacado

UN DEBUT QUE NOS SORPRENDIO A TODOS DEL CONJUNTO ARGENTINO

MUNDIAL DE QATAR 2022

Una derrota que sorprendió, en la previa pero no en el trámite. Se quedó, no reaccionó y cayó ante un equipo que fue contundencia y sorpresa pura. Arabia le quito el invicto al conjunto de Scaloni.Arabia Saudí sorprende a Argentina en el debut | Onda Cero Radio

Y la selección argentino tuvo un debut decepcionante en el Mundial de Qatar. Tan sorpresivo como inesperado este paso en falso ante Arabia Saudita, 2 a 1 en Lusail. No estaba en los planes de nadie, ante el rival, a priori, más sencillo del grupo. Lionel Messi fue claro durante las últimas entrevistas y sostuvo que el primer partido es clave para llegar más tranquilos. Ganar esos primeros tres puntos descomprime en una fase de grupos que puede ser cruel. Y nada de eso pasó. Tras un primer tiempo con poco, pero justo para el triunfo, el complemento dio señales esquivas de un equipo que llegaba con 36 partidos invictos, con un estilo marcado y con figuras que no aparecieron.Golpazo de la Selección Argentina: perdió 2 a 1 ante Arabia Saudita en el debut Mundial Qatar 2022 | Radio Mitre

QUÉ MOSTRÓ LA SELECCIÓN ANTE ARABIA SAUDITA

En el primer tiempo, Argentina optó por tener la pelota en zona defensiva, juntar pases ahí y aprovechar los espacios por detrás de la defensa, que achicaba hacia adelante de manera muy peligrosa. Ese fue el plan inicial y no hubo otras dinámicas en esa etapa. Buscando esos pases largos, hubo goles anulados y siete posiciones adelantadas en 45 minutos. El gol tempranero de Messi no modificó la idea, siguió haciendo un trámite poco intenso, sin pases en el medio campo y solamente con la opción del pase profundo. Del otro lado, la presión de Arabia le generaba problemas en salida al equipo nacional, y el achique de espacios concentraba el partido en 30 o 40 metros. Ese juego reducido, de pases cortos y asociación no se vio en el encuentro.Arabia Saudita sorprendió a una tibia Argentina - Tsn NecocheaNi Paredes ni De Paul fueron ese nexo con Messi, que tampoco estuvo fino. El juego físico de Arabia, que cortaba el juego, nunca dejó entrar en ritmo al combinado nacional. La defensa era la titular, la que más garantías daba, y en el primer tiempo no sufrió. Pero en el complemento, hubo desatenciones, errores individuales y algún problema físico que se hizo notar. “Papu” Gómez lo hizo bien por momentos, pero sin espacios se volvió más un lanzador y un picador, que una pieza más del engranaje. Lautaro Martínez y Di María fueron de lo mejor, entendiendo esos espacios a sus espaldas y marcando pases. Al Toro le anularon dos tantos, uno por un hombro.ESPN - Lo último del mundo deportivo“Angelito” se estacionó en la derecha, fue quien abría la cancha para descomprimir y tuvo algunas buenas jugadas y pases. Pero tampoco hubo rotación ni inserción en la dinámica del equipo. En el complemento todo se derrumbó. Esos dos goles en cinco minutos, tres cambios inmediatos y un equipo que jugó 60 minutos como si fuera el tiempo de descuento. Hacía mucho que el equipo no debía remontar un resultado y se vio falta de experiencia. Los siete debutantes, más los que ingresaron en el segundo tiempo, fueron más de lo mismo. Ahora Arabia esperaba, defendía muy intenso, con juego aéreo y no había caminos para llegar. El nerviosismo se sintió, Messi no se encontró nunca en el partido, perdió muchas pelotas y hasta se lo notó dolorido por algún golpe. Hubo poco de lo mejor que mostró Argentina en el ciclo Scaloni. Y no solamente desde el juego, desde la posesión criteriosa, sino en la personalidad del equipo en la cancha. Se vio un semblante abatido, derrotado cuando aún quedaba tiempo. Lo buscó, intentó y tuvo chances de aunque sea llevarse un 2 a 2. Pero llegaron con centros, a los ponchazos y sin un cabeza que ponga la pelota en el piso y junte pases. Arabia defendió en 20 metros y nunca el equipo supo como encontrar la llave a ese cerrojo.Arabia Saudita, grande ante Argentina: venció 2-1 a una de las favoritas del Mundial Qatar 2022 - BluRadio¿Puede haberse sentido la ausencia de Lo Celso? Difícil saberlo. Fue un plan de juego que no terminó de coronar y luego planes alternos que no pudieron revertir siete minutos trágicos, con dos goles y una derrota que duele. Contra México, Argentina deberá reencontrase con el funcionamiento que lo llevó a clasificarse al Mundial y ganar la Finalissima. Ese equipo intenso, convencido, de toque y profundidad. Pero también ese equipo que sabe atacar los espacios y encontrar a los rivales mal parados. No hay que barajar y dar de nuevo. Argentina tiene material desde el cual volver a comenzar en este Mundial, quedan dos partidos y los jugadores tendrán que dar la cara nuevamente para llevar al equipo a clasificar a los octavos de final.

Fuente «La Voz»

Artículos Relacionados

Botón volver arriba