DestacadoInternacionales

CONMOCIÓN MUNDIAL: MURIÓ LA REINA ISABEL II A SUS 96 AÑOS

El Reino Unido está de luto tras el fallecimiento de la reina Isabel II. La monarca pasó sus últimas horas bajo vigilancia médica, en el castillo de Balmoral, en Escocia, según indicó el Palacio de Buckingham en el último informe previo a su muerte.

Su familia había viajado de urgencia para pasar sus últimas horas con ella. Tras el deceso, comenzó la “Operación London Bridge” (Puente de Londres): un protocolo que abarca desde el anuncio oficial hasta las ceremonias póstumas.

La reina Isabel II estuvo acompañada por su hijo, el Príncipe Carlos- quien heredará el trono-, y su esposa Camilla. A su vez, su nieto William, Conde de Cambrigde, había viajado para estar con ella. También estuvieron presentes sus otros hijos: la princesa Ana, el Duque de York, Andrés, y el conde de Wessex, Eduardo.

En el caso de su nieto Harry y su esposa Meghan Markle, estaban en el Reino Unido en medio de una visita planeada. Sin embargo, al ser notificados por la salud de Su Majestad, se dirigieron al Castillo de Balmoral.

La última actividad pública de la reina Isabel II tuvo lugar el martes pasado, cuando recibió a Boris Johnson, quien dejó el cargo de Primer Ministro, y a su sucesora Liz Truss. La monarca había sido fotografiada mientras recibió a la flamante funcionaria y se la vio con un bastón, aunque de buen semblante.

Cómo es el Operativo London Bridge

La Casa Real anunció el fallecimiento de Su Majestad por medio de una “notificación oficial”. Luego, la Primera Ministra es quien se encargó en ser la que lo comunicó por parte del Gobierno. Como murió en el Castillo de Balmoral, se activó la “Operación Unicorn”.

El miércoles se espera que el Príncipe de Gales sea proclamado rey. En el segundo día de luto los restos de la reina se llevarán al Palacio de Buckingham, y al quinto se hará una procesión hasta la abadía de Westminster, donde estará hasta el octavo día.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba