ECONOMÍA

SE DAN A CONOCER LOS MONTOS A PAGAR DE AQUELLOS QUE NO RECIBAN EL SUBSIDIO ENERGÉTICO

Los usuarios con altos ingresos dejarán de tener subsidios, con aumentos que se aplicarán en tres etapas, hasta completar la tarifa plena para principios de 2023.

El nuevo esquema de tarifas prevé un reordenamiento en la administración de subsidios estatales a partir de los distintos niveles de ingreso y también proyecta variaciones que dependerán del consumo y la zona geográfica. A partir de lo que se consuma durante el mes que viene, la factura que llegará a los primeros días de octubre vendrá con la quita del 20% del subsidio lo que implicaría, en promedio, un 35% de incremento, según estimaciones privadas.

A partir de datos de la secretaría de Energía, hay 5,9 millones de usuarios que no se registraron en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) o que lo hicieron, pero forman parte del nivel 1, que corresponde a las personas con mayores ingresos, por lo que dejarán de tener subsidios a las tarifas para el comienzo del año entrante.

También se estiman 6,5 millones de personas que estarán dentro del nivel 2 -beneficiarios de la tarifa social y mantendrán la asistencia del Estado- y 2,5 millones forman parte del nivel 3 o segmento medio.

El promedio nacional es un aumento de $850 por factura residencial para los usuarios de mayores ingresos. Sin embargo, habrá variaciones según el tipo de cliente, que se determina según su nivel de consumo.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba