ECONOMÍA

POSPONEN UN NUEVO IMPUESO A LAS NAFTAS PARA EVITAR LA SUBA DEL COMBUSTIBLE

El Gobierno volvió a postergar una suba de impuestos sobre los combustibles, que debía regir desde este jueves 1° de septiembre. Lo hizo para evitar que el incremento se traslade a los precios del surtidor y, por ende, el impacto que tendría en la inflación.

Pero, a diferencia de las anteriores seis prórrogas, que eran por tres meses, esta vez fijó en 30 días, el 1° de octubre, las alzas de tributos correspondientes a los ajustes por precios de enero a junio de 2021.

Además, el decreto 561, publicado en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Alberto Fernández, posterga hasta el 1°de enero de 2023, el resto de las alzas pendientes por IPC entre julio de 2021 y el tercer trimestre de 2022.

De esta manera, en momentos en que apunta a a dejar atras los altos registros de los meses previos, con el pico de 7,4% de julio, la nueva suspensión busca restar presión sobre los valores de los combustibles, cuya última suba de 7,51% promedio se dio 10 días atrás y que son considerados como subas “de segunda vuelta” porque se trasladan al resto de las actividades.

Las actualizaciones por inflación de los gravámenes sobre los combustibles líquidos quedaron en suspenso durante todo 2020, luego hubo dos subas y posteriormente se prorrogaron las alzas de todo 2021 y se sumó la actualización del primer tramo de 2022. Para septiembre y diciembre, se suman las actualizaciones segundo y tercer trimestres calendario del 2022.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba