DeportesDestacado

EL EMPATE EN CERO CON EL CANALLA MOLESTO A LA GENTE DE BOCA

LIGA DEL FUTBOL PROFESIONAL DE A.F.A.

Terminó 0 a 0. Rossi le contuvo un penal a su colega Gaspar Servio, que en la última del primer tiempo le tapó el tiro a Pol Fernández. La Bombonera recibió de nuevo a Carlos Tevez, su último ídolo que fue muy bien recibido.Boca no pudo con Rosario Central y sigue lejos de la punta

Otra vez, Agustín Rossi. Otra vez la figura de Boca fue su arquero, que fue el único jugador aplaudido por los hinchas que silbaron al resto, incluido al entrenador Hugo Ibarra. San Rossi, se quedó con el penal de Gaspar Servio (que también atajó uno) y salvó al Xeneize de un papelón mayúsculo en La Bombonera ante Rosario Central. El arquero que no pudo acordar su renovación y que se irá libre a mitad del 2023 se destacó nuevamente, como contra Racing, y motivó el “Rossi es de Boca y de Boca no se va”, de todo el estadio. Un mensaje para Juan Román Riquelme y el Consejo de Fútbol, que dio por terminadas las negociaciones con él y su agente. Por él, el Xeneize no perdió; y por Servio no perdió Rosario Central. En la noche del regreso de Carlos Tevez, el empate 0-0, segundo consecutivo, frenó la marcha de triunfos de local y dejó una sola certeza en el aire: Chiquito Romero tendrá que esperar un poco más de la cuenta para atajar en Boca.Boca sigue sin ganar y profundiza su crisis: 0-0 ante el Central de Tevez

Un momento de lucidez de Villa por la izquierda generó otro penal, esta vez a favor del dueño de casa. Fue claro también y también fue ignorado por el juez. El VAR aplicó justicia con su llamado. Sin embargo, al igual que pasó en el otro arco, los guantes, ahora de Servio, contuvieron el disparo de Pol Fernández. Villa anduvo intermitente. Cuando se activó, fue productivo. Soltó un derechazo que reventó el travesaño. De a poco, Rosario Central fue metiendo la cola en su área y perdió decididamente la pelota, que quedó del lado azul y amarillo. El problema de Boca, claro, siguió siendo su ausencia de ideas, más alla alguna individualidad. Y el “movete, Xeneize, movete”, retumbó en toda la cancha. Buonanotte disparó el último remate de la noche y lo desactivó Rossi, el único héroe en el gran lío del Boca de Ibarra.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba