Deportes

«EL CHANGUITO ZEBALLOS» RECIBIÓ SALUDOS Y PERDÓN DE MILTON LEYENDEKER

UNA LESIÓN QUE REPERCUTIÓ POR TODO EL PAIS FUTBOLERO

Desde Santiago del Estero, los nenes de la escuelita de fútbol donde se formó el jugador de Boca le mandaron un mensaje cargado de afecto para acompañarlo en la recuperación.

“¿Ha visto, profe, lo que le ha pasado al Pala?”, pregunta un nene de la escuelita de fútbol de Sarmiento de Santiago del Estero, con la cara llena de preocupación, apenas un puñado de horas después de la terrible lesión de Ezequiel Zeballos. Las noticias a esa altura ya confirmaban lo que todos temían: el joven futbolista de Boca sufrió una fractura de tibia con compromiso en el ligamento del tobillo derecho, producto de una feroz patada en el partido ante Agropecuario, por la Copa Argentina.

“La de este jueves y viernes fueron mañanas distintas, vos tenías que verles la cara a los chicos de la escuelita. Se notaba que estaban mal, golpeados por lo que le ocurrió al Pala. Aquí es muy querido y esto que le pasó nos pone muy mal, te digo en serio, nos tiene muy mal”, dice desde Santiago del Estero René Ruiz, exjugador de Independiente, actual encargado de las formativas de Sarmiento de La Banda y quien fue clave en la formación del Changuito Zeballos. En el club de sus inicios a Zeballos no lo conocen como Changuito. “Acá para nosotros es el Pala”, cuenta Ruiz en diálogo con TN. Así comenzaron a llamarlo desde que llegó a Sarmiento con una única trenza en la cabeza, como la de Rodrigo Palacio, su gran referente, su faro a seguir. Zeballos es tan devoto de sus raíces que cada vez que regresa a Santiago del Estero va al club Sarmiento para ver cómo juegan los más chicos, que se desesperan por sacarse una foto o pedirle un autógrafo. Se queda durante horas acompañado por su gente. Sentido de pertenencia en su máxima expresión.

Milton Leyendeker visitó a Exequiel Zeballos en la clínica tras la grave lesión que le provocó

Milton Leyendeker, el defensor de Agropecuario que lesionó de gravedad a Exequiel Zeballos, se presentó este viernes en la clínica de San Isidro donde el jugador de Boca se encuentra internado tras la operación a la que fue sometido por su fractura de tibia con compromiso ligamentario del tobillo derecho. Leyendeker solicitó a la familia de Exequiel Zeballos el permiso para visitar al jugador al que lesionó gravemente (no podrá jugar hasta 2023) y tanto Oscar como Lissy, padre y madre del delantero de Boca, le permitieron el ingreso cerca de las 8:20.

El defensor de Agropecuario finalmente pudo visitar a Zeballos y transmitirle a él las disculpas que pidió públicamente apenas terminó el partido y se enteró de la gravedad del cuadro. “Yo estaba angustiado, lo quería ver antes de salir a hablar y la verdad que lo vi bien, está fuerte, sé que va a volver de la mejor manera. Subí a pedirle disculpas, era lo que más quería, verlo bien y desearle lo mejor”, afirmó Leyendeker.

FUENTE TN 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba