Policiales

HACÍA EXPLOTAR CAJEROS EN ESPAÑA Y FUE DETENIDO EN TUCUMAN

En la noche del lunes, tras una larga investigación, el departamento de Interpol de la Policía Federal Argentina detuvo en Tucumán a un ciudadano rumano de 54 años con pedido de captura internacional. El sujeto está acusado de haber integrado una organización criminal que robaba cajeros automáticos con explosivos en España.

Gheorghe Alecu nació en una pequeña comuna del condado de Galati en Rumania y tenía una especialidad: volar cajeros automáticos.

Sin embargo, en diciembre de 2020, la explosión de un cajero del banco Santander Río en la zona de Toral de los Vados sorprendió a los investigadores por la cantidad de explosivo utilizado. Al parecer, el material fue demasiado y un pedazo de gabinete de la máquina voló a la calle y produjo daños en el frente de la entidad bancaria.

Por investigaciones previas, pudieron constatar que el modus operandi tenía patrones idénticos a otros ataques en diferentes países europeos.

De esta manera, advirtieron que la banda había dado más de 20 golpes y por ello, identificaron a los atacantes y lograron capturar a siete miembros en operativos conjuntos entre la Guardia Civil española y las policías de Bélgica y Rumania.

Pero aún restaba atrapar a un integrante, al cual le seguían el rastro hacía meses. Según se supo, Alecu había ingresado al país en enero y de manera ilegal por el Aeropuerto de Ezeiza.

La PFA, con la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de Interpol, tenía el dato de que un hombre rumano vivía en el sur de Tucumán, por zonas como Santa Ana y Aguilares y a principios de este mes, la Justicia española ordenó una circular roja para capturarlo.

Hasta el momento no pudieron constatar que hacía allí, pero se logró vincularlo con una mujer argentina, supuestamente su pareja, con la que entró al país. En las primeras investigaciones, se supo que la misma tenía distintos domicilios en González Catan, partido de La Matanza. pero no lograron hallarlo en esa zona.

Tiempo después lograron ubicarlos en Tucumán, donde la mujer tenía familiares. Ante esa situación, intervino la División Unidad Operativa Federal Concepción de Tucumán y en la noche del lunes lo capturaron en el cruce de la calle Villaruel y San Martín, en la ciudad de Aguilares.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba