DeportesDestacado

PROGRAMACIÓN DE HORARIO DE LA 5° FECHA DEL ZONAL DEL NOA EN SALTA

CAMPEONATO APERTURA DEL AUTOMOVILISMO

5TA FECHA DEL CAMPEONATO APERTURA 2022. Sábado 9 y domingo 10 de julio. Autódromo Martín Miguel de Güemes.Puede ser una imagen de texto que dice "Auódromo "Martín Miguel de Güemes" "Cola del Avión" "Dell Aqua" Bajada "Cola del Avión" "Subida de la olla" Scarcella opuesta Recta "Curva Vuyovich" PRINCIPAL Recta viborita" Vieja Recta "De la olla" Longitud 4.109 mt. "Socios Protectores" -STD 1100 -TP 1400 Longitud 2.800 mt. -TC del NOA -PROM 07"

5a fecha del campeonato Apertura – Zonal del NOA.

Francisco Scaro al respecto de la carrera homenaje a su padre, César “cacho” Scaro.
“Es un orgullo saber que lo quieren, lo querían y lo sienten todavía”.
El “Tío” de todos, tendrá su carrera homenaje acordada por los hijos pilotos y familiares en plena coincidencia con el Auto Club Salta. “Gran Premio: EL TÍO CACHO”, con mayúscula, como lo merece aquél que entregó su pasión por este deporte. Hoy, desde el máximo afecto, su hijo Francisco “pancho” cuenta diferentes facetas de “cachito” ligado al automovilismo, un pensamiento o recuerdo seguro compartido por su hermano Nicolás quien también se calzó los guantes al volante. Una fecha para recordar las alegrías, las sonrisas y grandes momentos para quien supo entregar su “don” de gente..
¿Cómo se dio la posibilidad de que este “Gran Premio: El Tío Cacho”, sea un homenaje a la memoria de don César “cachito” Scaro, tú papá, en el afecto de los fierros el tío de muchos, se entiende.
El papá era más entusiasta que yo del automovilismo. Creo que a él le gustaba mucho más que a mí por lejos, por eso arranco yo con el karting y después con los autos. El tema del homenaje de esta carrera surge por que era muy querido por todos, con Pablo Sardi, Fredy y Daniel Lestard, el Agus Reinoso, con todos los del autódromo y de muy buena relación con cada uno de los mecánicos y equipo. Se dio la oportunidad y que mejor forma de homenajearlo en Salta donde nos sentíamos parte de la casa y del autódromo, creo que es lo más emotivo y lindo que nos puede tocar vivir hoy, sobre todo a mí viviendo la carrera en homenaje a él.
Lo movilizaba la pasión, la competencia caliente de los fierros, donde terminaba exhibiendo su don de persona y su carisma.
“Era súper amiguero, se llevaba bien con todos. En el equipo nuestro se llevaba bien con todos y era medio padre de todos, y con otros equipos o con cualquiera que se hable, Crístian Haroián, con Enrique y con todos, se querían mucho. Como hijo, para mi es un orgullo que se esté haciendo un Gran Premio en homenaje a él, y como siempre lo hizo mi papá. Hoy me toca a mí con un granito apoyar al Auto Club”.
Apoyar la actividad, seguro es una posta entusiasta que ahora les toca vivir a ustedes como hijos del “Tío”
“Creo que es una posta y ojalá que sea por mucho tiempo. Lo tengo a mi ‘gordo’ que ya arrancará también y me parece que es una posta que viene para largo. Mi viejo siempre vino a apoyarnos a mi hermano (Nico) y a mí, sumando que le apasionaban muchísimo las carreras y al grupo de amistad que se formó, no sólo del equipo nuestro, sino, con todo el autódromo”.
Más que técnico, mecánico, jefe de equipo o piloto, era un puntal importante en la estructura, en todo. Era gran parte de la logística con la que se movilizaban en grupo.
“Cuando se acercaban las carreras, él desde jueves estaba en Salta esperando que llegue el equipo, organizando que se iba a comer, que se iba a tomar. y disfrutando desde el primer momento. Hoy es lo que buscamos nosotros, formar una amistad con todos, seguir ese ejemplo,, pasarla bien más allá que todos vamos a buscar el triunfo y si llega nos ponemos contentos y sino, que sirva para dejar por un rato las cuestiones particulares de cada uno, por un rato, cable a tierra”.
Ante la situación sanitaria de orden global, no sirve de nada abrirse a un ¿por qué?, sino recordar su sonrisa, sus emociones, el abrazo de saludo o de podio con otros que nada tenían que ver con el propio equipo.
“Preguntarnos el por qué, lo único que hace nos encierra y nos pone mal. En cambio, el pensamiento está en que él está con nosotros, nos acompaña, nos guía en cada momento, tanto en el deporte como en lo personal y ser buenas personas que es lo que nos enseñó”.
Lo último que vivimos en el autódromo con el “Tío”, no fue lo único en los últimos tiempos. Hubo mucho y desde tiempo atrás.
“Nosotros en el 2002 terminamos con el karting. En 2003-04 comenzamos con los 1100 con el equipo de Hugo Pato y Daniel Barzola donde salgo campeón en 2004. Desde ahí, nunca nos alejamos de la actividad y luego hubo un parate al medio. Ya en 2018, volvimos a la pista con auto armado en Jujuy y en la segunda carrera atendido por el equipo de Seba Chincarini y que más que un equipo y amigo, hicimos una gran familia. Creo que nunca fuimos al autódromo sin disfrutarlo, sobre todo el papá, era llegar y disfrutarlo en familia”.
En el recuerdo, hay un gran tesoro que se guarda en el corazón, el campeonato que ganaste en el zonal. Aquél grito de campeón que a él también le pertenece.
“¡Totalmente, por supuesto!. Algo inolvidable cómo lo disfrutó. Igualmente, si me pongo a pensar, creo que me acuerdo de cada carrera. No hay una carrera que yo la haya pasado mal, más que un resultado que no se dio o un choque. Siempre volvimos contentos y pasándola bien entre amigos que creo que es lo que te da Salta y que no lo encontrás en otro lado. Podés ir a correr a otro lado, pero la tranquilidad que te da Salta, no lo tiene ninguna categoría. Por lo menos a las pocas carreras que me tocó salir, cuando fuimos afuera, la calidez que tiene el campeonato de Salta, no lo tienen en ningún lado”.
Cuando se anunció el Gran Premio de la fecha que viene, generó repercusión por el afecto y por el cariño de la gente.
“La idea es ir a pasarla bien y creo que con el nombre de la carrera ya es un homenaje. Fue grande el cariño que recibimos como familia, desde el primer momento en que se publicó el nombre de la carrera, un gran sentimiento para nosotros. Nos llena de orgullo en cuanto a seguir sabiendo cómo lo querían, lo quieren y lo sienten todavía”..
Un espacio vacío difícil para los ojos, no para el corazón.
“Así es. No está visiblemente, pero está en cada paso que uno da”.
Lo grande, su profesión, el abrazo, la sonrisa, las carreras, la pasión por este deporte, el equipo, el afecto de la gente, el amor de sus hijos y familiares; son ¡Así de gigantes!, y siempre se encargarán de poner en el olvido la difícil pregunta del ¿por qué?.
Siempre exhibió su “Don” de gente, y su partida dolió mucho en este, y otros ámbitos que frecuentaba. El amigo, el fierrero, el Doctor.
¡Gracias Tío! por ser parte de este hermoso deporte.
Agradecimiento a Francisco Scaro, uno de los hijos de César “cachito” Scaro.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba