Policiales

UN BEBÉ MURIÓ AHOGADO EN UNA PILETA Y SU ABUELA MURIÓ DE UN INFARTO AL ENTERARSE

Un bebé de 11 meses murió ahogado este miércoles luego de caer a una pileta. Sin embargo, minutos después, cuando su abuela se enteró de lo sucedido, se descompensó, sufrió un infarto y falleció. El trágico hecho tuvo lugar en el departamento de Valle Viejo, en Catamarca.

Según explicaron los efectivos, el episodio ocurrió con muy poco tiempo de diferencia. Aún se desconocen mayores detalles, pero tal como relató la familia, el pequeño cayó a la pileta y se ahogó. Tras el incidente, el pequeño fue trasladado al Hospital de Villa Dolores pero los médicos no pudieron reanimarlo y constataron su fallecimiento en horas de la tarde.

Luego del intento de reanimarlo, le contaron la triste noticia a su abuela, María Graciela Carrizo de 66 años que se descompensó y sufrió un infarto. La mujer fue ingresada a la guardia de un clínica privada, donde falleció debido a una insuficiencia cardíaca.

El bebé fallecido era el hijo de Elías “Bebelo” Bogoya, un reconocido jugador de rugby de Catamarca y emblema del equipo de los Hurones Rugby de Valle Viejo, mientras que la abuela del pequeño, era la madre del deportista. El joven también se desempeña como director de Deporte Social en la municipalidad del distrito.

Los médicos que atendieron al bebé, indicaron que el rugbier y su pareja habían llegado con su hijo al hospital porque se había caído en una pileta aunque. La muerte del menor fue informada al personal de la Unidad Judicial N° 10, que trabaja junto a los peritos de Criminalística para esclarecer el hecho.

Desde el departamente, acompañaron a la familia con una publicación en las redes sociales de la municipalidad: “La intendenta Susana Zenteno y toda la familia municipal abrazan con fuerza a nuestro compañero y amigo Elías Isaías Bogoya por las dolorosas e irreparables pérdidas de su hijo y de su madre. Nuestras condolencias a toda su familia. Que brille para él la luz que no tiene fin”. Además, la intendenta Susana Zenteno decretó tres días de duelo por la tragedia, que comenzó a regir desde el 6 de julio pero sin receso administrativo.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba