Sociedad

ALUMNOS DE SEPTIMO GRADO ELIGIERON A SU COMPAÑERO CON AUTISMO PARA LLEVAR LA BANDERA NACIONAL

El martes pasado, la familia de Santino Coronel se abrazó y lloró alrededor suyo tras conocer la noticia. Fue luego de que las autoridades de la escuela Nº24 “Francisco Beiró”, ubicada en el barrio porteño de La Paternal, les informaran que el adolescente de 12 años, diagnosticado con autismo desde lo 4, llevaría la bandera nacional durante el acto del 9 de Julio.

Damián Coronel, su padre, reveló que tras la emoción debieron diagramar una ceremonia que no podía contar con música ni ruidos para no generar que Santino se sintiera aturdido. Es decir, evitar que se escucharan aplausos y sonara el himno nacional.

“Con las autoridades escolares tenemos una excelente relación. Les envié una serie de mensajes por WhatsApp con unos videos en donde se observaban diversas propuestas. Nos preguntaron si debían decir algo de otra manera para que él no se sintiese discriminado, pero dijimos que no. Para nosotros era un honor”, destacó Damián.

Santino arribó a la escuela en edad de primer grado. Fue luego de pasar por otras experiencias.

“No entiende los chistes o el doble sentido. Los chicos piensan que es extraño porque si escucha ruidos fuertes se mete abajo de la mesa. Son muchas luchas que damos en la vida cotidiana”, dijo Damián.

Y agregó: “Él está en clase con Antonella, su acompañante en el aula, y es uno de los mejores promedios en el aula. Santi cursa y tiene los mismos contenidos que cualquier compañero. Lo importante es que él pudo darse cuenta de que fue aceptado, porque sus compañeros lo eligieron”.

“Para aquellos que no sepan la magnitud del problema, pongo este ejemplo: si estamos en un aula nosotros podemos elegir si escuchamos a la persona que tenemos al lado, a la docente o al compañero que se sienta adelante. Él, en cambio, escucha todas las voces al mismo tiempo”, indicó.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba