Policiales

LLEVARON A CABO UN IMPRESIONANTE ROBO Y LOS DESCUBRIERON POR GASTAR UNA FORTUNA EN EL BOLICHE

Una serie de tareas de inteligencia y un inhibidor de alarma fueron las claves del audaz golpe planeado por una banda de delincuentes en la localidad bonaerense de Caseros que, sin violencia y sin forzar ni una puerta, logró reunir un botín de 500 mil pesos y 70 mil dólares. Un golpe casi perfecto, que en las últimas horas dejó a sus autores al descubierto por el único detalle que no pudieron prever: su propia vanidad.

Es que tras desvalijar el departamento de una mujer, los delincuentes se fueron a festejar al famoso boliche Pinar de Rocha de Villa Sarmiento. Allí, gastaron una suma cercana a los 300 mil pesos y se pusieron solos en la mira de la Justicia.

La caída del primer sospechoso, un joven de 21 años, sucedió en las últimas horas en la intersección de la avenida San Martín y Gabriel Linares, en medio de una serie de allanamientos. En tanto, sus dos presuntos cómplices ya fueron identificados y son buscados por la Policía.

El caso que ahora salió a la luz a raíz de la detención de uno de los ladrones ocurrió el 27 de mayo pasado. La banda ya tenía marcada a la víctima, una mujer a la que siguieron desde la escuela donde había dejado a su hija de vuelta hasta su casa, un edificio ubicado sobre la calle Esteban Merlo al 4700.

Una vez en el lugar, usaron un inhibidor de alarma para abrir la puerta del vehículo de la mujer y robar las llaves de su departamento. Así, a cara descubierta y con total naturalidad, subieron hasta el octavo piso, guardaron todo el dinero que encontraron en un bolso y se escaparon por la puerta principal, secuencia que quedó registrada en una cámara de seguridad.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba