Nacionales

TRANSPORTISTAS TUCUMANOS INICIARON UNA HUELGA POR TIEMPO INDETERMINADO

La Asociación de Transportistas de Carga de Tucumán (ATCT), que lidera Eduardo Reinoso, comenzó desde la medianoche de este martes una huelga “por tiempo indeterminado” para reclamar por la falta de gasoil. Exigen que el combustible se comercialice con valores similares a los de la Capital Federal y Gran Buenos Aires (GBA), donde ronda los $126 por litro la versión convencional y $145 la premium tras el último incremento del 12%. Asimismo, piden una actualización de las tarifas en medio de una suba generalizada de los costos.

La protesta suma otra complicación al sector agropecuario de esa provincia, en plena cosecha de maíz, sorgo, caña de azúcar y limón, entre otros cultivos.

El presidente de la Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte Argentino (Apronor), Augusto Battig, detalló a los medios que “Hay que ver el nivel de acatamiento que tiene la medida. Pero nos va a complicar porque estamos en plena zafra de caña de azúcar, con un avance de entre el 30% y 35%, y eso hace que se necesiten de muchos camiones para trasladar ese cultivo. También está empezando a generalizarse la trilla de los lotes de sorgo y maíz, que entre ambos tienen un avance menor al 15% en la recolección”.

Sobre eso, acotó: “La solución para los transportistas me parece que no se va a lograr de un día para el otro. El gasoil no va a aparecer y no creo que disminuyan los precios. Lo que va a quedar por hacer es concretarse un acuerdo entre privados, los transportistas y el sector productivo, sobre las tarifas. Porque toda modificación de un costo en la cadena, siempre se lo transfieren al productor”.

Al respecto, Battig comentó que las tarifas deben arreglarse entre los privados. “Los transportistas quieren que nos sentemos y se arregle una tarifa única. Yo no puedo sentarme a arreglar las tarifas de todos mis socios, cuando algunos son grandes con mucha superficie y otros chicos. Eso es algo muy personal con lo que nosotros no nos podemos meter. También hay algunos de nuestros socios que tienen transporte, y no podemos ser juez y parte de este conflicto”.

Battig detalló que la cotización para un traslado “es muy variable de la carga y la materia prima”. Al respecto, el dirigente aseguró que, hace dos meses, por un traslado de soja desde el departamento santiagueño de Jiménez a la localidad santafesina de Maciel, que se encuentran a una distancia de 800 kilómetros, pagó $5.000 más IVA por tonelada. “No puedo decirte con exactitud a cuánto está ahora, pero el combustible ha subido 3 o 4 veces desde que yo hice ese envío al puerto. Este jueves voy a comenzar la trilla de maíz, y voy a ver cuánto me van a pasar de flete, porque los camiones no están y me dicen que no saben cuándo van a volver por el faltante de combustible”.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba