Internacionales

MASACRE DE TEXTAS: HABLÓ LA MADRE DEL TIRADOR Y DIJO QUE SU HIJO NO ERA UN MONSTRUO

La madre del tirador de 18 años acusado de matar a 21 personas en una escuela primaria en Uvalde, Texas, dijo que su hijo “no era un monstruo”, pero que podía “ser agresivo”.

Adriana Reyes habló con el medio ABC News y sostuvo que “tenía una sensación incómoda a veces”, refiriéndose a comportamientos raros por parte del joven.

Salvador Ramos, el acusado de la masacre en la escuela de Texas, compró dos rifles de asalto días después de cumplir los 18 años y con esas armas cometió el brutal crimen.

En total, murieron 21 personas y 19 de ellas eran niños de tercer y cuarto grado, informaron los investigadores del caso. Dos profesores también fueron asesinados y otras 17 personas resultaron heridas, incluidos 3 policías.

“Todos tenemos una rabia, aunque algunas personas la tienen más que otras”, dijo Reyes a los medios y expresó su dolor por los niños asesinados y por los padres de ellos. “Esos niños… no tengo palabras”, dijo Reyes entre lágrimas. “No sé qué decir sobre esos pobres niños”.

Además, la madre del tirador aseguró que no sabía que su hijo había estado comprando las armas.

Algunos compañeros de clase manifestaron que Ramos era conocido por pelear y amenazar a sus compañeros. También dijeron que mostró un comportamiento cada vez más perturbador en los últimos dos años, amenazando al menos a un compañero de clase y acosando a otros. También, según el relato de estos jóvenes, Salvador afirmó haberse hecho cortes en la cara.

“No me gustan las armas. No puedo estar cerca de las armas”, dijo el abuelo del tirador, Rolando Reyes, de 72 años, a ABC News. “Odio cuando veo todas las noticias, todas esas personas a las que les disparan”.

Reyes también dijo que tiene antecedentes penales y no puede tener un arma en el hogar. “Habría denunciado las armas a las autoridades si hubiera sabido de ellas”. agregó.

La abuela de Ramos, quien según los investigadores fue la primera víctima del acusado, está hospitalizada en condición estable. Al parecer, el joven le haría disparado en su casa en Uvalde antes de conducir el auto de sus abuelos a la Escuela Primaria Robb y abrir fuego.

“Cualquiera que le dispare a su abuela en la cara tiene que tener maldad en su corazón”, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, durante una conferencia de prensa el miércoles. “Pero es mucho más malvado que alguien dispare a niños pequeños”, concluyó.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba