Sociedad

UN BEBÉ SE QUEMÓ CON AGUA HIRVIENDO LUEGO DE TIRAR DEL CABLE DE UNA PAVA ELÉCTRICA

Un bebé de apenas 10 meses fue víctima de un accidente doméstico en las últimas horas y fue trasladado de urgencia con quemaduras graves en su cuerpo al Centro Provincial de Salud Infantil de Santiago del Estero, donde quedó internado.

Según publicaron los medios locales, el menor se encontraba solo y sentado en su cochecito al cuidado de su abuelo cuando, repentinamente, le dio un fuerte tirón al cable de la pava eléctrica que estaba enchufada y funcionando en ese momento.

El agua a punto de hervirse se derramó encima del bebé, que sufrió quemaduras en el 23 por ciento de su cuerpo. El último parte médico indicó que las heridas deberían curarse dentro de los próximos 15 días, salvo que tenga alguna complicación.

El dramático accidente tuvo lugar el domingo pasado minutos antes de las 9 de la noche en una casa ubicada sobre la calle Saavedra del barrio 8 de abril. Intervino personal de la Comisaría Comunitaria 6.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba