Sociedad

OTRA VEZ UN ARGENTINO ROMPIÓ EL RECORD MUNDIAL DE ALCOHOLEMIA

Hace tan solo tres semanas se conoció que un argentino obtuvo 5,50 en el test de alcoholemia y rompió el récord mundial. Este domingo un joven neuquino lo superó en un nuevo episodio de imprudencia al volante: manejaba con 5,79 gramos de alcohol en sangre.

El conductor iba a alta velocidad, chocó y cayó con su auto a un canal de desagüe. Según lo que trascendió, sufrió heridas leves y se negó a recibir ayuda de los oficiales.

El hecho ocurrió durante la madrugada de este domingo en la ciudad de Plottier, Neuquén. Un joven conducía a gran velocidad un Gol Trend rojo cuando chocó en el kilómetro 1230 de la avenida Mosconi y se desplomó dentro de una zanja.

La comisaría de la zona fue alertada sobre la situación y de inmediato se presentaron en el lugar, donde constató la presencia del vehículo destruido y procedió a sacar del interior al conductor.

Fuentes policiales confirmaron que el joven había sufrido lesiones leves en la cara y en el codo producto del fuerte impacto. Sin embargo, se resistió a recibir asistencia médica y tampoco quiso colaborar con lo que solicitaban los agentes.

La persona en cuestión -cuya identidad no trascendió- se encontraba “visiblemente alterada”. Por ello, fue trasladado a la Comisaría N°46 donde quedó demorado por disturbios en la vía pública.

Allí intentaron curarle las heridas y el conductor se negó rotundamente, aunque sí tuvo que someterse al test de alcoholemia. Tal como esperaban los policías, el resultado fue positivo. Sin embargo, arrojó un número que superó todos los récords: tenía 5,79 gramos de alcohol en sangre.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba