Internacionales

EL NUEVO PRESIDENTE DE COSTA RICA ASUMIÓ SU CARGO TENIENDO DENUNCIAS DE ACOSO SEXUAL

Rodrigo Chaves, sancionado por el Banco Mundial por conducta sexual inapropiada cuando cumplía importantes funciones en ese organismo multilateral, asumió este domingo la presidencia de Costa Rica. En su discurso de investidura, prometió combatir el acoso y la violencia contra las mujeres y anunció que las conquistas en derechos humanos, como los de la población LGBT, serán respetadas.

El flamante mandatario, de 60 años, carga con una sanción en esa entidad por conductas impropias entre 2008 y 2013 con dos jóvenes subalternas.

Al tomar posesión del cargo, Chaves dijo que su gobierno está llamado a “realizar un cambio histórico” y señaló una serie de desafíos que enfrenta su país, como la pobreza y el desempleo.

“El momento que vivimos es crucial. Somos los llamados a realizar un cambio histórico. Ese llamado se impone con la fuerza de la voz del pueblo que demandó desde las urnas una obligación enorme a toda la clase política del país, lo que incluye a los tres poderes de la República”, expresó Chaves.

Chaves se desempeñó varios años en el Banco Mundial antes de recalar en la política. Luego se desempeñó como ministro de Hacienda y se lanzó a la presidencia por el nuevo Partido Progreso Social Democrático (conservador).

En el balotaje del 3 de abril pasado se impuso con el 52,9% de los votos sobre el exmandatario José María Figueres. Las acusaciones sobre conductas impropias que recibió de dos subalternas cuando se desempeñaba en el organismo multilateral no afectaron su campaña.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba