Policiales

DETUVIERON AL NÚMERO DOS DE LA ESTAFA DE GENERACIÓN ZOE

Maximiliano “Max” Batista, número dos de la compañía Generación Zoe, investigada por una presunta estafa piramidal, cayó este lunes en el aeropuerto internacional de Ezeiza luego de mantenerse un mes prófugo de la Justicia.

Batista, señalado como la mano derecha de Leonardo Cositorto, llegó al país pasadas las 7 de la mañana en un vuelo proveniente de París, Francia, y fue inmediatamente detenido por personal de Interpol.

La fiscal de Instrucción de Segundo Turno de la ciudad cordobesa de Villa María, Juliana Companys, manifestó a los medios locales que Batista estaba prófugo y con pedido de captura internacional, y que este lunes fue “detenido por Interpol al ingresar al aeropuerto de Ezeiza, proveniente de París en un vuelo de Air France”.

La funcionaria judicial dijo que en los próximos días será trasladado a Villa María, donde quedará detenido a la espera de que se defina su situación procesal.

Batista está sindicado como el segundo en la estructura de la organización que preside Cositorto, quien se mantiene prófugo en el exterior y tiene pedido de captura internacional.

Generación Zoe se encuentra investigada por la Justicia de Córdoba y Buenos Aires por los delitos de estafas reiteradas y asociación ilícita, mediante maniobras de inversiones con el sistema que se conoce como esquema ponzi o piramidal.

La causa suma hasta el momento más de una docena de detenidos, entre ellos cinco efectivos policiales: cuatro de la provincia y uno federal.

Dos semanas atrás, había dispuesto ya la intervención judicial por seis meses de las firmas Generación Zoe S.A. y Zoe Capital S.A. y decretado la inhibición general de bienes de Cositorto y Batista por dos años.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba