DestacadoProvincial

DÍA DE LA MUJER: EL CUIDADO INTEGRAL DE LA SALUD ES UN DERECHO

El sistema sanitario de Jujuy garantiza el acceso en todo el territorio de la provincia y avanza en más prestaciones para mujeres de todas las edades.

La consulta médica temprana y los controles periódicos son las mejores herramientas para el cuidado integral de la salud de la mujer teniendo en cuenta que en la etapa infantil se debe asegurar el seguimiento con especialista en pediatría, cumpliendo con tratamientos específicos en caso de requerirse y completando el Calendario Nacional de Vacunación en el que se destaca la inmunización ante el HPV a los 11 años de edad.

Luego, se debe cumplir con las primeras visitas al profesional en ginecología, incluso previo al comienzo del período menstrual ya que así se afianza el autoconocimiento del cuerpo y se ofrece información de calidad para el reconocimiento temprano de cualquier vulneración de derechos o situación que requiera un inmediato asesoramiento.

Con estas herramientas, la persona podrá decidir el momento de ejercer su vida sexual y ya sea como adolescente o persona adulta, previniendo un embarazo no intencional y evitando enfermedades de transmisión sexual. En tanto, se recomienda acudir a los efectores de salud para el chequeo ginecológico anual que incluye examen físico, papanicolau o test de HPV pasados los 30 años de edad, además de ecografía ginecológica en los casos de sospecha de alguna patología orgánica y mamografía. De este modo, es posible comenzar con un tratamiento oportuno o descartar patologías como lesiones precursoras del cáncer de cuello, cáncer de mama o de útero e infecciones de transmisión sexual siendo igualmente importante efectuar una vez al año el control en clínica médica y el seguimiento con diferentes especialistas de acuerdo a la situación de salud individual.

En tanto, el acceso a la información a partir de la consulta con los equipos de salud es primordial también para decidir respecto al ejercicio de la maternidad, es decir, sobre la posibilidad de tener hijos o no, cuántos, cuándo o cómo, conocer la disponibilidad y uso de anticonceptivos y anticonceptivos de emergencia accediendo al que mejor se adecúe a la situación particular.

“La salud sexual es un derecho: vivir la sexualidad sin enfermedades, sin un riesgo de embarazo no planificado, sin presión y sin coerción, es un derecho que podemos equiparar al de alimentarse, estudiar o ser asistido”, explicó la Directora Provincial de Maternidad e Infancia, Claudia Castro, y agregó que “también es posible considerar los beneficios no contraceptivos de los anticonceptivos en lo que respecta a menstruar sin dolor, en menor cantidad o que esos días no sean una imposibilidad para realizar las actividades cotidianas”.

Las etapas de menopausia y posmenopausia precisan también de atención específica de modo de llegar a la vejez de manera plena y saludable, la que se garantiza en la red de salud de toda la provincia y en espacios propuestos de manera permanente donde se abordan y plantean entre muchos otros, temas sobre prevención de disfunción sexual o el gran impacto que significa dejar de menstruar no solo en la parte física sino también emocional.

En tanto, desde la infancia hasta la edad adulta es clave incorporar hábitos saludables, realizar actividad física que permita disfrutar y compartir así como sumar en lo cotidiano aquellas actividades, acciones, momentos, experiencias individuales y/o en compañía que hacen bien para el cuidado de la salud mental.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba