Espectáculos

LUEGO DE LA SUSPECIÓN DEL DÍA DOMINGO, JESUS MARÍA SE DESPIDIÓ CON LUCIANO PEREYRA, TINI Y LOS PALMERAS

La última jornada del Festival Nacional de Doma y Folklore New Holland, también conocida como “noche extra” fue el broche de oro para el cierre de una edición muy especial que quedará grabada en la memoria.

Con un anfiteatro lleno y una programación que se terminó de confirmar en la madrugada del lunes, Jesús María bailó y se emocionó conectando con los artistas que lo dieron todo en el escenario.

La apertura de la jornada estuvo a cargo de Tini, figura que despertó gran interés desde que se anunció su participación en la fiesta gaucha. Desde que comenzó la venta de anticipadas, esta noche lideró las ventas, y ese fervor se hizo presente con la presencia de miles de jóvenes que bailaron y cantaron cada una de sus canciones, mostrando su comunión con la sensación del momento.

En un show de gran calibre, con una puesta en escena de escala internacional, Tini Stoessel cantó y bailó todos sus hits en compañía incondicional del público. «Crecí viendo este festival y es un honor compartir escenario con grandes artistas. Agradezco al festival por haberme convocado», afirmó la artista.

Luego de un bloque de música a cargo de la Dj An Fontana, Luciano Pereyra se apropió del escenario, deslumbrando con su voz desde las primeras notas. El músico interpretó con gran destreza joyas de su repertorio y logró emocionar a los presentes, luego de la reprogramación motivada por la tormenta del domingo a la noche. Con un show que duró alrededor de 80 minutos, Luciano confirmó su complicidad con el público de Jesús María, el cual permaneció coreando sus canciones, aún bajo la lluvia.

El cierre de esta noche más que especial estuvo a cargo de Los Palmeras, que, como es su costumbre, hicieron bailar a todos en el público: grandes y chicos se movieron al ritmo de la cumbia santafesina y cantaron los clásicos del conjunto aún bajo la lluvia.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba