Internacionales

SE ENTERÓ QUE ERA POSITIVO DE COVID-19 EN PLENO VUELO Y SE AISLÓ EN EL BAÑO

Marisa Fotieo, una mujer de Estados Unidos que viajaba a Islandia, comenzó a sentirse mal en pleno vuelo y decidió utilizar un autotest de COVID-19, que arrojó un resultado positivo.

Ante esto, la profesora se aisló en el baño del avión durante más de 5 horas, hasta que aterrizó en Reykjavik.

Fotieo, quien viajaba desde Chicago, Estados Unidos, hasta la capital de Islandia el pasado 20 de diciembre, comenzó a sentir dolor de garganta durante el vuelo y decidió usar una de las pruebas rápidas de COVID-19 que llevaba consigo en el baño del avión.

Inmediatamente, el test dio positivo y la profesora eligió aislarse en el baño para no exponer a las más de 150 personas que viajaban con ella hacia el país europeo.

En esas cinco horas, Marisa tuvo tiempo para grabar un video contando la situación, que luego publicó en TikTok, y recibió más de tres millones de reproducciones.

Luego, en entrevista con el canal NBC, comentó que fue “una experiencia loca” la que le tocó vivir. “Me llevé el test al baño y en lo que me parecieron dos segundos vi dos líneas (test positivo)”, relató.

Además, agregó que logró quedarse dentro del baño gracias a la ayuda de un “ángel”, la azafata Ragnhildur “Rocky” Eiríksdóttir: “Ella se aseguró de que tuviera todo lo necesario en las siguientes cinco horas, desde comida a bebida, y constantemente se interesaba por mi estado y me aseguraba que iba a estar bien”.

Cuando llegó a la capital islandesa, la maestra fue puesta en cuarentena en un hotel operado por la Cruz Roja. Allí tuvo que pasar la Navidad.

La azafata, que se mantuvo en contacto con ella después del vuelo a través de las redes sociales, incluso le envió flores y un pequeño árbol de Navidad para que no perdiera el espíritu de las fiestas.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar