Ciencia

UNA MUJER ARGENTINA ES LA SEGUNDA PERSONA DEL MUNDO EN CURARSE DEL VIH SIN TRATAMIENTO

Algunas personas conocidas como controladores de élite tienen sistemas inmunitarios capaces de suprimir el VIH sin necesidad de fármacos. Aunque siguen teniendo reservorios virales que pueden producir más virus del VIH, un tipo de célula inmunitaria llamada célula T asesina (natural killer) mantiene el virus suprimido sin necesidad de medicación.

El segundo caso reconocido es el de una mujer que vive en Santa Fe y los científicos la llamaron “Hope”, que en español significa Esperanza y coincide con el nombre de la ciudad de Argentina en la que reside. Claro que en este contexto, el significado es mucho mayor. La mujer fue diagnosticada con VIH en 2013, sin embargo, al día de hoy, sin recibir tratamiento, no tiene rastros del virus activo en su organismo.

“Estamos en un momento muy importante de la investigación, a pesar de la pandemia no se frenó”, confirma a Con Bienestar Isabel Casetti, médica infectóloga (M.N. 55.583) quien al ver la noticia aclara que son anuncios alentadores, no obstante advierte que en lugar de cura hay expertos que prefieren hablar de remisión viral sostenida.

El caso ya había sido presentado en congresos pero ahora fue publicado oficialmente en el en Annals of Internal Medicine.

Un paciente “controlador de elite”, es una persona que muestra un control espontáneo del VIH. Según la conclusión científica, eliminan el virus sin tratamiento antirretroviral, e incluso pueden haber logrado una cura natural. Aunque estas personas representan casos poco frecuentes, ofrecen pistas que podrían ayudar a los investigadores a encontrar una cura para otras personas que viven con el VIH.

El primer caso fue detectado por la doctora Xu Yu, miembro del Instituto Ragon, del Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, y su equipo. La paciente en cuestión se llama Loreen Willenberg, una californiana de 67 años que fue diagnosticada con VIH en 1992. Se destacó por tener un sistema inmunológico que aparentemente había vencido al virus por completo. Incluso después de secuenciar miles de millones de sus células, los científicos no pudieron encontrar ninguna secuencia viral.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar