Policiales

MISTERIO EN SALTA: DOS ENFERMEROS FUERON DETENIDOS POR ROBAR UNA BEBÉ

El llanto incesante de una bebé recién nacida acaparó la mirada de los pacientes que esperaban en la guardia. Una mujer ingresó con ella en brazos mientras a su lado un hombre acomodaba la mantita que la cubría e intentaba calmarla. Ambos caminaron por la sala de espera y se exhibieron desconcertados. Fue ahí cuando un médico se acercó para preguntarles en qué podía ayudarlos. “Necesitamos el acta de nacimiento de nuestra hija”, respondieron.

La historia se inició con un pedido concreto. “La tuvimos en el campo. Cuando ella comenzó a sentir dolores estábamos solos, así que nació ahí. Como no pudimos llegar hasta acá vinimos a buscar el acta”, narró el hombre. El médico decidió derivar el caso al director del Hospital General Las Lajitas, el doctor Claudio Jésus Núñez, que al escuchar nuevamente los hechos no les creyó ni una de sus palabras.

La secuencia ocurrió a fines de septiembre en el nosocomio salteño y originó que Romina Roxana Rea y Juan Alejandro Reyes, de profesión enfermeros, quedaran detenidos y fuesen imputados por el delito de sustracción de una menor de edad.

La víctima es una bebé que por ese entonces tenía solo 12 días de vida. Fue justamente Núñez quien decidió presentarse ante la Fiscalía de la localidad salteña de Joaquín V. González para denunciar lo acontecido. “En este momento están con prisión preventiva los dos, todavía estamos investigando. Hay que esclarecer de quién es la niña, la madre aún no apareció”, dijo la fiscal del caso María Celeste García Pisacic.

La funcionaria judicial reveló que sí se sabe que la imputada ingresó al hospital y se presentó como la madre de la bebé. “La nena fue puesta a disposición de una asesoría de Salta para que reciba los cuidados pertinentes del recién nacido”, indicó García Pisacic, que agregó: “Dijeron que él la había asistido a ella en el campo y querían regularizar la situación de su hija”.

“Si bien aún falta producir mucha prueba, ya pudimos dilucidar que ella no es la madre. A los 12 días de nacimiento debía tener secuelas físicas del parto, pero ella no tenía ninguna. Por otra parte, antes de llegar al hospital protagonizaron un derrotero que incluyó una visita al Registro Civil y otra a una clínica privada de la misma localidad”, sostuvo la fiscal.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar