DeportesDestacado

EL TRIBUTO AL GRAN JUAN MANUEL FANGIO DURO 48 HORAS

UN ENCUENTRO INOLVIDABLE CON INVITADOS ESPECIALES

No fue sencillo ser reconocidos como hijos de Fangio quienes hace poco eran Oscar Espinosa, Rubén Vázquez y Juan Carlos Rodríguez. Pero las dolorosas heridas parecen curarse con una hermandad que nació cuando ya eran septuagenarios, jubilados y abuelos. Y que les dio la posibilidad de elegir y aceptar la propuesta del Museo Fangio -que nació de Stewart- para llevar allí los restos de su padre, tras 26 años en el Cementerio Municipal. En diálogo con Clarín, concuerdan con que era el lugar “donde tenía que estar”.

Trasladaron los restos de Juan Manuel Fangio a su museo. En una emotiva ceremonia, el cuerpo del quíntuple campeón de la Fórmula 1 fue retirado del cementerio de Balcarce.

El tributo al Chueco Fangio se llevó a cabo en su ciudad natal de Balcarce, 400 km al sur de Buenos Aires y su cuerpo fue trasladado del cementerio regional a un mausoleo erigido en el histórico Museo Fangio. Tras la caravana, que pasó por sitios emblemáticos de la vida del Quíntuple, y el acto dentro del museo, el día continuó con un desfile de autos históricos del Chueco y otros vehículos de coleccionistas que deleitaron al público e invitados al pie de la Sierra La Barrosa, donde está emplazado el circuito, para finalizar con un almuerzo para allegados a tan solo unos metros del trazado.La ceremonia final en el Mausoleo del Museo Fangio. Foto: APEl evento comenzó ayer con una conferencia de prensa que se organizó en el Hotel NH Gran Hotel Provincial de Mar del Plata donde asistieron diversos invitados especiales que se sumaron al reconocimiento, como el constructor de autos súper deportivos, Horacio Pagani. El balcarceño, fallecido en 1995 a los 84 años, estuvo presente en el corazón de Stewart, que siempre lo consideró como un ídolo. El escocés incluso fue uno de los portadores del féretro que llevaron el ataúd de Fangio al cementerio. Otro era el inglés Stirling Moss, cuatro veces subcampeón de la F1.“Qué bueno sería que los restos de Fangio descansaran en un lugar especial dentro de ese Museo”, había declarado Stewart a la prensa aquel día de 1995. Finalmente, 26 años después se pudo lograr.

“Es muy emocionante porque igual que los otros hermanos uno siempre busca la dignidad, independientemente que siempre le dijeron a uno quién es, que era el hijo de Juan o no, y eso a la vejez aparece”, explica Juan Carlos Fangio, quien fue reconocido por la Justicia recién este año, tras una muestra genética aportada por Cacho. “Yo tengo 76 años, viví toda la vida en Balcarce y era muy amigo de la familia, siempre estuve en contacto, sobre todo con Toto -NdR: el hermano menor del Chueco- éramos muy compinches”, relata sobre esos años previos a iniciar las gestiones para ser reconocido como hijo del Chueco, al tiempo que remarca lo que lo impresionó el homenaje casi tres décadas después de la muerte de su padre.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar