DeportesDestacado

FUERTE TESTIMONIO DE UN ALL BLACK QUE LUCHA CON SU PROBLEMA DE SALUD

SE TRATA DE CARL HAYMAN

Con 41 años, sufre demencia precoz y no recuerda el nombre de su hijo. Los All Blacks son el equipo deportivo más exitoso del mundo. Sin embargo, detrás se esconden oscuras historias como la de Carl Hayman, un jugador que vistió esa sagrada camiseta y hoy padece distintos trastornos neurológicos.La dramática historia de un All Black que padece demencia precoz: de tener  pensamientos suicidas a no recordar el nombre de su hijo - LA NACION

Carl Hayman entendió que su mensaje era demasiado importante y que tenía que compartirlo al mundo con suma urgencia. No había mañana para él. Se trataba de tener valentía para dar a conocer su lado más oscuro. Ser un All Blacks implica también cuidarse a sí mismo. Una historia más donde no se puede esperar y hay que actuar. Hayman fue jugador de Los All Blacks, fue el número 1000 que vistió la sagrada camiseta de la mejor selección del mundo de rugby. Lo hizo en 45 partidos entre 2001 y 2007. Ahora, su vida está lejos del deporte que tantas alegrías le dio y lanzó un mensaje que llega directo al corazón.

Con 41 años, Hayman batalla día a día contra una demencia precoz y por eso realizó acciones legales contra la World Rugby, la institución que gobierna las federaciones de rugby a nivel internacional. Denuncias que ya iniciaron muchos exjugadores que señalan también padecer distintos trastornos neurológicos. Ex-All Black prop Carl Hayman joins legal action after dementia diagnosisPara tomar una real dimensión, Carl Hayman llegó a ser uno de los jugadores mejor pagados del mundo. Jugó en Newcastle de Inglaterra y en Toulon de Francia, equipo con el que ganó tres títulos europeos. En 2015 decidió retirarse y ahí se acrecentaron sus problemas. “De pronto empecé a tener pensamientos suicidas. Todavía tengo una gran parte de mi vida por delante y cuando vives con algo como esto, cada día sea un desafío”, confesó. La gloria con los All Blacks ya quedó atrás. Ahora sabe que es el momento de detenerse y limpiar su propia mente.

El día que experimentó tener pérdida de memoria y una gran sensación de confusión, el deportista se animó y, sin dudarlo, consultó con un especialista. Distintas declaraciones pintan de cuerpo entero los oscuros momentos que le tocó transitar. “Pasé varios años pensando que me estaba volviendo loco, y en algún momento eso es realmente lo que pensé”, dijo a The Bounce. Y agregó: “Fueron constantes dolores de cabeza y todas esas cosas que pasaban que no podía entender”.

Más de 400 partidos como profesional: «Me sentía indestructible»I spent several years thinking I was going crazy: Carl Hayman

Hayman dirá en más de una oportunidad que los más de 400 partidos como profesional fueron un daño irreversible a su cerebro. Sin embargo, no siempre lo pensó así. “En aquella época me sentía indestructible. Nunca me lesioné, me entrené muchísimo. Pero si supiera lo que sé ahora, no creo que hubiera jugado después del Mundial 2007. Creo que habría dejado de jugar. Recibí una gran cantidad de golpes en la cabeza», reconoce. Consciente de su misión y de cómo llegarían sus palabras a los más jóvenes, Hayman reconoció: «Sería bastante egoísta de mi parte no hablar. Contar mi experiencia puede ayudar a un chico en Nueva Zelanda que quizás no entiende lo que le está sucediendo y no tiene una red de apoyo», alertó.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar