EspectáculosPoliciales

EL PEPO ADMITIÓ QUE MANEJABA BORRACHO EL DÍA QUE PROVOCÓ LA MUERTE DE DOS PERSONAS

En un juicio abreviado, el cantante Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras llegó a un acuerdo con la Fiscalía por su condena en el marco de la tragedia en la que murieron dos músicos. A su vez, el artista de cumbia admitió que manejaba no solo borracho sino bajo los efectos de las drogas.

Si bien falta que la jueza de la causa apruebe este pacto, podría ir preso unos cuatro años y nueve meses. Además tendría que someterse a un tratamiento y quedaría inhabilitado.

En cuanto a esto, fue la fiscal Mónica Ferre quien elevó a la jueza una propuesta que abarca, a parte de la condena, diez años de inhabilitación, más una declaración de reincidencia, ya que “el Pepo” había estado preso en otra ocasión, aunque bajo otra carátula.

Mientras tanto, respecto al tratamiento que deberá realizar, es de orden “psicológico/psiquiátrico que atienda a las particularidades de salud certificadas en el proceso”. De homologarse este acuerdo, el cantante de cumbia no tendrá que pasar por un juicio oral en el que podría recibir una pena mayor.

Cabe mencionar que “El Pepo” permanece en prisión domiciliaria después de haber estado seis meses en cárcel. La carátula de la causa lo acusa de “homicidio culposo sextuplemente agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo”. La misma considera entre tres y seis años de condena.

En la investigación, la fiscal Ferré había señalado que en el accidente del 20 de julio de 2019- donde murieron el trompetista Ignacio Abosaleh y el asistente Nicolás Carabajal-, el cantante tenía un nivel de alcoholemia de 1,02 gramos por litro en sangre. Asimismo se registró un exceso de velocidad de 30 kilómetros por hora sobre la permitida.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar