Policiales

FUE GOLPEADA Y DEJADA ABAJO DE SU CAMA POR SU EX PAREJA Y SU HIJA LA SALVÓ

Una mujer de 27 años se salvó de milagro de convertirse en una nueva víctima de femicidio. El miércoles pasado, su expareja y padre de dos de sus tres hijos fue hasta su casa en la localidad santafesina de San Lorenzo, la atacó a golpes brutalmente hasta darla por muerta y después la envolvió en una sábana y la escondió debajo de la cama. La única testigo de la dramática escena fue la hija de 12 años de Maru. También fue la heroína de la historia.

El hecho ocurrió a última hora de la tarde en la vivienda ubicada en Padriel al 600, donde la víctima vive con sus hijos de 2, 6 y 12 años, y su abuela de 90. El agresor violó la orden de restricción que tenía por las denuncias de la mujer para ir a buscar unas “buscar unas chapas” y se fue en la moto de ella.

En diálogo con La Capital, Maru explicó que ese mismo día por la tarde, cuando salió de trabajar, fue a la casa de su exmarido para recuperar su vehículo y lo encontró con una mujer. “Yo no dije nada y me fui. Serían las 18 o 18.30. No discutimos ni nada, me fui”, aseguró. Aún así, el hombre fue a buscarla solo después y entonces se desató el conflicto.

El violento irrumpió de imprevisto por el costado de la vivienda familiar y sin decir ni una palabra empezó a golpear a la madre de sus hijos en la cara, la cabeza y el cuerpo hasta que logró tirarla al piso. Pero tampoco en esa situación dejó de pegarle. Por el contrario, comenzó a pisarla.

“Mientras me pegaba y mis chicos lloraban, entró mi nena más grande y lo quiso sacar de encima pegándole una piña en la espalda. Es re chiquita y el tipo la empujó contra el inodoro del baño, se golpeó”, relató conmocionada todavía. En medio de su arranque de furia y creyendo que ya la había matado, después su ex la envolvió a ella con una sábana y la ocultó debajo de la cama antes de escapar. Pero se equivocó.

“La nena esperó un ratito hasta que él se fuera y ella me sacó de debajo de la cama. Ella vio que yo estaba debajo de la cama y envuelta en una sábana y temblando. Me movía mal, es que estaba en convulsiones por los golpes de la cabeza, ella me sacó y llamó a vecinos y me internaron”, recordó sobre ese dramático momento.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar