Policiales

BUENOS AIRES: TOMA DE REHENES Y DOS MUERTOS

Alejandro Maldonado fue el protagonista de la toma de rehenes en Caseros. Es el sujeto de 42 años que durante casi 10 horas mantuvo en vilo a los vecinos de una casa de la localidad bonaerense de Caseros, donde tras discutir e intentar asfixiar a su pareja se atrincheró fuertemente armado con un amigo suyo como rehén.

“Es una situación familiar muy triste”, dijo Mariana, la hermana del agresor que finalmente fue abatido por la policía. En diálogo con Crónica, la joven contó que Alejandro padecía problemas psiquiátricos, era adicto a las drogas y mantenía desde hace tiempo a todo su entorno bajo amenaza. “Nos decía que nos iba a matar a todos”, afirmó.

“Alejandro tenía delirios místicos”, contó la hermana, y detalló: “Decía que se lo iban a llevar los extraterrestres, que venía el fin del mundo”. Lo cierto es que con sus desvaríos y su afición por las armas, su familia vivió “una tortura”. “Hice 14 denuncias para que allanaran su casa y nunca hicieron nada”, remarcó Mariana. “Todos los meses compraba 100 municiones”, señaló como muestra del riesgo que representaba.

De acuerdo al testimonio de la mujer, una vez intentó apuñalar al hermano mayor de ambos y ella llegó a instalar cámaras por toda su casa por miedo a lo que pudiera hacerles. Por otra parte, también acusó a la pareja de su hermano, una empleada judicial, por haber sido cómplice de su conducta. “Ella se enteró que iban a allanarlo una vez y sacó todas las armas de la casa”, aseguró la joven sobre su cuñada, y sostuvo que cuando le reprocharon su actitud les respondió: “Por lo menos no me engaña”.

Maldonado tenía antecedentes penales por lesiones graves y amenazas a familiares por una sucesión y, actualmente, tenía una restricción perimetral vigente. Antes del dramático desenlace esta mañana, Maldonado tenía en su poder una máscara anti gas, chaleco antibalas, varias armas y cientos de proyectiles. “Hasta granadas tenía”, indicó la hermana. El Grupo Halcón intentó negociar con él durante más de nueve horas y respondió cada vez a los tiros. “Antes de disparar gritaba ‘Viva la Patria’”, relató Mariana.

El hombre que estuvo atrincherado más de nueve horas en la localidad bonaerense de Caseros, murió al tirotearse con efectivos de grupos tácticos cuando irrumpió esta mañana la policía. El cuerpo del rehén también fue encontrado dentro del domicilio, aunque todavía se desconoce cómo se produjo su muerte.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar