Policiales

CONDENAN A MAS DE 10 AÑOS A UN POLICÍA DENUNCIADO POR ABUSAR DE SU HIJA DURANTE 6 AÑOS

Un expolicía bonaerense, conocido como “el monstruo de San Justo”, fue condenado a diez años y seis meses de prisión por el abuso sexual de su hija entre 2012 y 2018. Dentro de la condena se tuvo en cuenta el intento de homicidio de la madre de la menor, que lo denunció cuando lo descubrió.

El Tribunal Oral Criminal N°3 de La Matanza condenó Martín Alberto Collazo a diez años y seis meses de prisión por los dos hechos, haciendo lugar al pedido del abogado querellante Hugo López Carribero.

Collazo había sido detenido en 2018, cuando su exmujer, Norma Barrionuevo se enteró de los abusos a su hija y lo increpó en su casa, ubicada en Balbastro al 4200 en San Justo, en la Matanza. El expolicía la golpeó e intentó ahorcarla pero los vecinos, que escucharon los gritos de auxilio, la salvaron.

La mujer fue trasladada al hospital donde constaron lesiones en el labio superior, pérdida de una prótesis dental, edema frontal y dolor lumbar.

Ese fue el fin de la pesadilla de la nena de 10 años. Los abusos habían empezado con tocamientos por parte de Collazo, que luego comenzó a violarla.

El exuniformado había amenazado a la menor para que no le contara a la mamá. Le decía que, de hacerlo, iba a dejar de pagar la cuota alimentaria a su exmujer, mamá de la niña. También le aseguraba que iba a matarla a ella y a su hermano menor.

Tras años de silencio, la víctima finalmente en 2018 le contó a Barrionuevo, siendo ya adolescente.

Un caso similar fue descubierto días atrás cuando policías descubrieron a un padre violando a su hija de 10 años dentro de un auto estacionado en la calle de González Catán, también en La Matanza.

“No se puede creer lo que vimos”, dijo un vocero policial al sitio Primer Plano Online sobre el hecho. Y agregó: “Él estaba abusando sexualmente de ella”. La víctima se encontraba en el asiento trasero del vehículo y no tenía más de 10 años.

Un auto VW Gol color negro estacionado cerca del cruce de la calle calderón de la Barca con la Ruta 1001 en González Catán le había llamado la atención a los efectivos que patrullaban la zona. Al acercarse a investigar, descubrieron al hombre violando a su hija.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar