Insólito

UN HOMBRE ARREGLABA UNA PARED DE SU CASA Y ENCONTRÓ UNA NOTA DE MAS DE 35 AÑOS

Una llamativa sorpresa se llevó un hombre del Reino Unido que realizaba tareas de reparación en una propiedad destinada a su nuevo emprendimiento personal. Allí, encontró una nota de advertencia escrita a mano que estaba oculta en la pared. Esta había sido realizada hace 35 años atrás y dejó completamente sorprendido a quien encontró el manuscrito.

El protagonista de este asombroso hallazgo se llama Daniel Bodman, un hombre de 39 años que renovaba su nueva sala de exposición para su negocio de albañilería en Devizes, en el condado de Wiltshire, Reino Unido. El británico se había dispuesto a trabajar él mismo en la reparación del lugar emplazado en el Market Town Memorial.

Según relató el hombre que encontró recientemente en una de las paredes una vieja nota de advertencia, la misma se hallaba oculta en la pared de su tienda. El papel había sido escrito totalmente a mano por un constructor llamado Nick Poole en agosto de 1986. En la llamativa nota, el constructor, que tenía un salario de dos libras por hora, revelaba cómo estaba quitando accesorios viejos en la propiedad de Devizes, Wiltshire, cuando tuvo un accidente que casi acaba con su vida.

Daniel estaba intentando quitar algunos revestimientos cuando notó el póster doblado en la pared. El constructor de apellido Poole había trabajado en el lugar tres décadas atrás, por lo que era muy extraño que el papel se mantuviera intacto. ”Esta tienda, ‘Herb Craft’, fue instalada por Nick Poole en agosto de 1986 con una tarifa de 2 libras esterlinas por hora”, comienza diciendo el escrito sobre la situación que atravesaba por aquel entonces.

Luego, Poole continúa: “Casi toda la madera instalada había sido desmontada, limpiada y reutilizada, de modo que los gastos principales eran mi salario. Las paredes se encuentran en un estado terrible, así que Dios sabe cómo estarán cuando encuentres esto”.

Luego, el constructor que intentaba advertir al que leyera en algún momento el escrito, puntualizó: “Mientras hacía este trabajo, me electrocuté porque toqué dos cables desnudos accidentalmente”.

Después de hallar este valioso escrito de tres décadas atrás, Daniel Bodman expresó: “Es una lectura pequeña interesante, y nos hizo reír con lo que él había escrito. Sería interesante encontrarlo”. Es que según precisan los medios locales lo más irónico del caso es que la nota fue escrita en la parte trasera de un póster con instrucciones para realizar primeros auxilios a una persona electrocutada que tiene como título “Tratamiento de descargas eléctricas”.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar