Ciencia

UNA NIÑA DE 10 AÑOS FUE OPERADA DE UN CÁNCER CON LA COMBINACIÓN DE DOS TÉCNICAS DE MANERA NOVEDOSA

La historia comenzó hace exactamente un año, con un diagnóstico dramático e inesperado: la detección de un tumor maligno en la cabeza del páncreas en una paciente de nueve años. Los casos de cáncer que comienzan en la cabeza del páncreas están cerca del conducto colédoco, que es el conducto biliar principal. Estos tumores pueden presionar el conducto y causar ictericia (coloración amarilla en la piel) cuando aún son bastante pequeños.

Para determinar la malignidad del tumor, se utilizó una técnica mínimamente invasiva, una biopsia realizada por ecoendoscopía. Este tipo de procedimiento puntual en un paciente pediátrico estuvo a cargo del doctor Jorge Isaguirre (M.P. 5.643) y no está descripto ni publicado en el país.

La intervención también requirió de la experiencia quirúrgica en adultos del doctor Jorge Bufaliza (M.P. 8.141), experto en Cirugía Percutánea, marcando otro hito: se realizó la primera duodeno-pancreatectomía en un paciente de edad pediátrica en Mendoza. Es una operación que involucra al páncreas, al duodeno y a otros órganos. Todo salió bien: la niña tuvo una evolución favorable y no requirió quimioterapia.

Sin embargo, “como consecuencia de sus diminutas dimensiones pediátricas, hace tres meses la niña comenzó a presentar pancreatitis a repetición (requiriendo internación), diagnosticándose estenosis del conducto de Wirsung, que es la estrechez del conducto principal del páncreas en la unión con el intestino. Esa estrechez es causa de pancreatitis. Este es el conducto principal del páncreas que permite drenar el jugo pancreático al intestino”, explica a Con Bienestar Humberto Scherl (M.P. 5.772), jefe del servicio de cirugía infantil.

Para su resolución era necesaria una nueva intervención quirúrgica, que implicaba una reconstrucción de la cirugía efectuada anteriormente, por lo que varios profesionales se reunieron para decidir conjuntamente la implementación de una nueva técnica innovadora, a nivel país, denominada Laparo-endoscópica, con colocación de un stent pancreático a fin de resolver esta complicación y evitar, de esa manera, una intervención sumamente invasiva. El stent es un tubo que permite vencer la estrechez del conducto y mantenerlo permeable.

La niña permaneció en el Servicio de Internación Pediátrica 4, a cargo del doctor Daniel Meoño (M.P. 9.878), a fin de ser estabilizada y preparada para la intervención tan minuciosamente planificada.

La aplicación de esta técnica, le permitió a la niña pasar el post-operatorio en sala común, con realimentación las 24 horas y el alta a las 48 horas con muy buena evolución y resolución de los parámetros de laboratorio indicadores de alteración pancreática. Actualmente, a un mes de la cirugía, la paciente va al colegio y retomó su actividad física normal.

El procedimiento requirió de la participación de varios médicos y el equipo completo del Servicio de Cirugía del hospital Notti, además de los servicios de Gastroenterología, Oncología, Clínica Pediátrica, Laboratorio, Endocrinología, Diagnóstico por Imágenes y Nutrición Clínica.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar