Sociedad

UN SOLDADO ESTADOUNIDENSE SE REENCONTRÓ LUEGO DE 70 AÑOS CON TRES NIÑOS QUE SALVÓ DE LOS NAZIS

Este lunes Martin Adler, un veterano estadounidense de la Segunda Guerra Mundial de 97 años, se reunió con Giulio, Mafalda y Giuliana Naldi, tres hermanos a quienes salvó de los nazis e 1944.

El reencuentro fue en el aeropuerto de Bolonia, tras un viaje de 20 horas desde Boca Ratón (Florida). Entonces, al igual que hizo cuando era un soldado de 20 años en el pueblo de Monterenzio, repartió tabletas de chocolate estadounidense.

La primera vez que se encontraron, fue en 1944. Los tres hermanitos, d entre 3 y 6 años, estaban escondidos en una enorme canasta de mimbre donde su madre los había dejado cuando se acercaban los soldados.

Adler creía que la casa estaba vacía, así que apuntó su ametralladora a la cesta cuando oyó un ruido, pensando que un soldado alemán se escondía dentro. «La madre salió y se puso delante de mi arma para impedir que disparara», contó Adler. «Puso el estómago contra el arma y gritó: »¡Bambini! ¡Bambini! ¡Bambini!’ mientras me golpeaba el pecho?, recordó. «Fue una verdadera heroína, la madre, no yo. La madre fue el verdadero héroe. ¿Se imaginan lo que es ponerse delante de un arma y gritar »¡Niños! ¡No!’?» dijo.

Según contó la hija de Adler, Rachelle Donley, su padre todavía se estremece al recordar que estuvo a pocos segundos de abrir fuego contra la canasta.

Giuliana Naldi, la más pequeña, es la única que recuerda el episodio: «Cuando salimos de la canasta, vimos dos soldados. Se reían, contentos de no haber disparado», contó. Ella, en cambio, no comprendía realmente lo cerca que habían estado del peligro. «No teníamos miedo de nada», dijo.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar