Policiales

UN MILITAR RETIRADO MATÓ A SU ESPOSA DE UN TIRO EN EL PECHO

El presunto femicidio seguido de suicidio fue en Ciudad de la Paz al 1400, en el departamento en el que vivían.

Un militar retirado de 83 años asesinó este viernes de un balazo en el pecho a su esposa, de la misma edad, y luego se mató de un tiro en la boca, en un femicidio seguido de suicidio ocurrido en un departamento de Colegiales donde vivían ambas víctimas.

El hecho ocurrió en un edificio ubicado en la calle Ciudad de la Paz 1447, entre Virrey Olaguer y Feliú y Virrey Arredondo, donde esta tarde realizaban actuaciones agentes de la Comisaría Vecinal 13C y la Unidad Criminalística Móvil de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Según las fuentes consultadas, esta mañana un grupo de policías de la mencionada sede policial fueron hasta el lugar por una denuncia de un hombre de 45 años que dijo haber encontrado a sus padres, un matrimonio de adultos mayores, con bajos signos vitales y heridas de armas de fuego.

Al llegar a la vivienda, los efectivos policiales constataron que tanto el hombre, que era un militar retirado, y su esposa, ambos de 83 años, ya estaban fallecidos tendidos sobre la cama. El hombre tenía un disparo en la boca y un arma sobre su pecho, y la mujer un disparo en el pecho, precisaron los voceros consultados.

Además, en el departamento no se detectaron signos de violencia o destrozos que indiquen la presencia de más personas al momento del femicidio seguido de suicidio, o que el matrimonio hayan sido víctima de algún robo en la propiedad. Hasta el inmueble también arribó una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), cuyo personal constató la muerte de las dos personas.

El caso es investigado por el fiscal Santiago Vismara, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 2, que de manera provisoria caratuló la causa como “muerte dudosa”. El representante del Ministerio Público dispuso el trabajo en el lugar de los peritos de la Unidad Criminalística Móvil, y ordenó enviar los cadáveres a la morgue para sus autopsias de rigor.

Un drama similar sucedió a mediados de junio pasado en Quilmes, donde un hombre asesinó a puñaladas a su exmujer y se suicidó delante de sus hijos de seis y ocho años.

Cuando la policía llegó al domicilio de la calle Catamarca al 3900 del barrio La Cañada, en donde vivía la víctima, Lía Aguirre García, encontró a los dos chicos en estado de shock y ellos fueron los que acusaron a su papá de haber matado a su madre.

El video de una cámara de seguridad avaló el relato de los menores y demostró que el hombre, Mauricio Beltrán Saravia, se quitó la vida después de asesinar a su exmujer.

 

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar