Deportes

PIZZI NO QUIERE IRSE PERO EL CLUB VA POR UN NUEVO TECNICO

RACING DESPUES DE LA ELIMINACION DE LA COPA

Juan Antonio Pizzi habló luego de otra dura derrota como entrenador de Racing y anunció que seguirá al frente del equipo. La dirigencia le busca reemplazo: Gabriel Heinze y Antonio Mohamed son los candidatos.Pizzi quiere su primer título en Racing y Colón, el primero de su historia  - BeSoccer

Cuando todos esperaban que Juan Antonio Pizzi anunciara su renuncia como técnico de Racing luego de la categórica derrota ante San Pablo, de local, el ex entrenador de San Lorenzo sorprendió y dijo que sigue al frente del equipo. Cuando le preguntaron en conferencia de prensa sobre la posibilidad de renunciar, el DT la rechazó de plano: «No contemplo esa posibilidad. Yo siento el respaldo de la gente, de los jugadores. No es algo que me haya puesto a pensar». «El plantel que tenemos es el que va afrontar el semestre así que al margen de los rendimientos que podemos haber tenido durante la noche de hoy, hay que recomponerse y pensar en el partido del sábado», sentenció Pizzi, mientras los hinchas de Racing esperaban ansiosos su renuncia.

«Lamentablemente estamos muy tristes porque estábamos ilusionados, nos habíamos impuesto en los tres partidos que habíamos disputado ante San Pablo. No se si nos faltó astucia, sino que creo que tuvimos que concentrarnos más en jugadas específicas», agregó. Para Pizzi, el equipo que dirige Hernán Crespo fue eficaz: «Si algo tengo que destacar del rival fue la eficacia que tuvo. El equipo tuvo amor propio, pudo descontar pero fue imposible descontar en media hora tres goles de ventaja».Racing: Víctor Blanco: "El club debe salir campeón de un torneo  internacional" | MARCA Claro Argentina

Más allá de los deseos del entrenador, en estas horas los dirigentes intentarán que Pizzi de un paso al costado y comenzaran a buscarle reemplazante: Gabriel Heinze, desvinculado del fútbol de Estados Unidos -y de buena relación con Lisandro López- es un candidato. El otro es el Turco Mohamed.

La dirigencia comandada por Víctor Blanco tiene más cuestiones para elogiar que para reprochar, pero lo cierto es que las últimas historias tuvieron un final desprolijo. La salida de Eduardo Coudet, el alejamiento de Diego Milito o la partida de Sebastián Beccacece no se dieron en términos ideales, algo que también podría sufrir Juan Antonio Pizzi. En el fútbol argentino reina la impaciencia. El entrenador no llegó con mucho consenso de la Comisión Directiva pero sí con la confianza de Capria, quien reemplazó al Príncipe que se alejó por diferencias con la máxima autoridad de la institución. Y justamente esa falta de consentimiento general para arribar, el DT la sufre después de haber dirigido tan sólo 13 partidos. Porque los resultados no aparecen, el funcionamiento está lejos del soñado por los hinchas y la CD ya no lo respalda demasiado.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar