Espectáculos

ROBIN WILLIAMS: EL ACTOR QUE HACÍA REIR AL MUNDO, PERO QUE ESTABA DESTRUIDO POR DETRO Y DECIDIÓ TERMINAR CON SU VIDA

El consagrado artista habría cumplido 70 años este miércoles. En agosto de 2014 decidió quitarse la vida, agobiado por la soledad, la depresión y trastornos en su salud mental. ¿Cómo fueron sus últimas horas con vida?

Robin Williams cumpliría 70 años este miércoles 21 de julio. El actor y comediante estadounidense nació en Chicago en 1951 y fue una de las figuras más brillantes de su generación, pero nadie esperaba que su vida se apagara tempranamente. En la mañana del 11 de agosto de 2014 fue encontrado muerto en su casa de Paradise Cay, en California. El primer informe aseguraba que la causa de muerte de la estrella de Hollywood fue por asfixia, al día siguiente se conoció que su cuerpo había sido encontrado suspendido en el aire.

Williams se había ahorcado utilizando un cinturón que enganchó en la parte superior del armario de su habitación. Esta decisión del actor desencadenó muchas preguntas sobre el por qué de su decisión. ¿Cómo fueron las últimas horas del actor que hizo reír y conmovió al mundo con personajes como Alan Parrish, Patch Adams, John Keating, Theodore Roosevelt, Daniel Hillard o Bob Munro?

El periodista Dave Itzkoff en su libro llamado Robin asegura que fueron varios factores los que llevaron al actor a terminar con su vida a los 63 años. La estrella había construido una carrera prolífica que inició a fines de los 70 y que lo llevó a ganar un Oscar, cinco Globos de Oro, dos Emmy y tres Grammy.

En 2014, Williams se encontraba temeroso con la idea no hacer reír, a lo cual se le sumaba su separación de Marsha Garces, pese a que en ese entonces el actor estaba casado con Susan Schneider. Pero una de las cuestiones que también preocupaba era su salud, en un prinicipio fue diagnósticado con parkirson. Sin embargo, su autopsia confirmó que padecía demencia con cuerpos de Lewy, esta enfermedad lo llevó a caer en depresión y en angustia.

«Estuvimos luchando contra una enfermedad mortal que no tiene cura. Cuando Robin empezó a actuar fuera de lugar, casi todas las regiones de su cerebro estaban afectadas por la enfermedad de Lewy. ¿Podés imaginar el dolor que sentía mientras experimentaba cómo se desintegraba?, narra Schneider al prinicipio del documental Robin’s Wish, que retrata los últimos años del actor.

Otro documental llamado El deseo de Robin da cuenta de los efectos que esta enfermedad mental provocó en la estrella de Hollywood, quien se encontraba lejos de las grandes pantallas y en los últimos años aceptaba papeles que a veces no llegaban a ver la luz. Entre 2013 y 2014 tuvo la chance de participar en la serie The Crazy Ones de la cadena CBS. Por cada episodio llegó a ganar 165 mil dólares y lo ayudó económicamente, pero la crítica no se mostró piadosa con él y cuestionó su trabajo.

Además de la enfermedad que padecía, a sus problemas de salud se le sumaban otros: estomacales, indigestión, resfríos, dificultad en la visión, para ir al baño, insomnio y temblores en el cuerpo. El 10 de agosto, la noche anterior a su muerte, Williams estaba con un ataque de paranoía y temía ser víctima de un robo por unos relojes de diseñador que tenía en su poder, para que esto no le pasara decidió ir a la casa de unos amigos a los que se los entregó y estuvieran «a salvo».

De regreso en su casa intercambio unas palabras con su esposa y luego se sentó a leer en su habitación, esta actitud no le pareció para nada sospechosa a Schneider. Al día siguiente la preocupación empezó a crecer porque Robin no salía de su cuarto privado. Con la llegada de dos amigos a la casa, uno de ellos forzó la puerta y encontró al actor muerto.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar