Sin categoría

PALEONTÓLOGOS HALLAN FÓSILES DE UN NUEVO RINOCERONTE GIGANTE

Restos fósiles de una nueva especie de rinoceronte gigante descubiertos en el Tíbet aportaron luz sobre la dispersión del mamífero terrestre más grande de la historia.

Los fósiles de Paraceratherium se encuentran principalmente en Asia, especialmente en China, Mongolia, Kazajstán y Pakistán. Sin embargo, durante mucho tiempo fue un misterio cómo se expandió este género por Asia.

La nueva especie, Paraceratherium linxiaense, se presenta en Communications Biology. Los fósiles comprenden un cráneo y una mandíbula completamente conservados con su atlas asociado, así como un eje y dos vértebras torácicas de otro individuo. Se recuperaron de los depósitos del Oligoceno tardío de la cuenca de Linxia en la provincia de Gansu, China, que se encuentra en el límite noreste de la meseta tibetana.

El análisis filogenético arrojó un árbol más parsimonioso, que coloca a P. linxiaense como un rinoceronte gigante derivado, dentro del clado monofilético del Paraceratherium asiático del Oligoceno.

El rinoceronte gigante del oeste de Pakistán es de los estratos del Oligoceno y representa una sola especie, Paraceratherium bugtiense. Por otro lado, el resto del género Paraceratherium, que se distribuye por la meseta de Mongolia, el noroeste de China y el área al norte de la meseta tibetana hasta Kazajstán, está muy diversificado.

“Las condiciones tropicales del Oligoceno tardío permitieron que el rinoceronte gigante regresara hacia el norte a Asia Central, lo que implica que la región tibetana todavía no se ha elevado como una meseta de gran altitud”, dijo el profesor DENG Tao, del IVPP (Institute of Vertebrate Paleontology and Paleoanthropology) de la Academia de Ciencias de China.

Durante el Oligoceno, el rinoceronte gigante obviamente pudo dispersarse libremente desde la meseta de Mongolia hasta el sur de Asia a lo largo de la costa oriental del océano Tetis y quizás a través del Tíbet.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar