Salud

CONTINÚA LA POLÉMICA POR PFIZER: ARGENTINA PODÍA ELEGIR QUE VACUNA RECIBIR DEL FONDO COVAX

Las declaraciones de Santiago Cornejo, director del mecanismo COVAX para América Latina, generaron un verdadero revuelo en el Gobierno. “En el caso de Pfizer nos han dicho que no”, aseguró el ejecutivo en relación al ofrecimiento que esa organización internacional le hizo a la Argentina en el marco del contrato por 9 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus.

Los dichos del directivo sumaron un nuevo capítulo de tensión a las negociaciones entre la farmacéutica internacional y el Gobierno por la provisión de dosis contra el coronavirus, un acuerdo que hasta el momento no logró sellarse y que estuvo marcado por fuertes críticas de la Casa Rosada hacia las supuestas pretensiones del laboratorio.

Horas después, el Ministerio de Salud de la Nación emitió un comunicado en el que aseguró que “es falso” que el país haya rechazado las vacunas de Pfizer y aseguró que “la compra opcional -a la que se incorporó la Argentina- no garantiza poder elegir proveedores, sino que lo que permite es el uso de la opción de excluirse de una negociación con un determinado proveedor”.

Sin embargo, el 26 de abril de 2021 TN.com.ar recibió una respuesta a un pedido de acceso a la información pública en la que el propio Ministerio de Salud de la Nación respondió que la Argentina sí podía seleccionar el tipo de vacuna dentro del catálogo de disponibilidad de COVAX.

La pregunta de este medio entonces fue la siguiente: Informe si el Gobierno/Ministerio de Salud tiene la posibilidad de seleccionar qué tipo de vacuna recibirá.

“La República Argentina puede seleccionar el tipo de vacuna dentro del catálogo de disponibilidad ofrecido por COVAX. A la fecha, Argentina ha optado inicialmente por las dosis de la vacuna AstraZeneca”, explicaron en el documento que fue firmado por José Eduardo González Aguada, responsable de la Dirección General de Proyectos con Financiamiento Externo.

El escrito no afirma que el país haya rechazado las dosis de Pfizer, tal como aseguró Cornejo, pero desmiente el comunicado de prensa emitido por la propia cartera de Salud. Es que según Aguada, el Ministerio de Salud sí podía elegir las vacunas, lo que coincide con la explicación de Cornejo, que el martes por la mañana señaló que la Argentina se adhirió a la compra opcional. “Entonces nosotros antes de firmar un acuerdo con cada compañía farmacéutica le damos la posibilidad al país de decidir si quiere que sumemos a la demanda en ese acuerdo”, sostuvo el directivo. Ambas respuestas concuerdan, pero no así el comunicado de Salud que se envió el martes cerca de la medianoche.

Según consignaron fuentes de COVAX, “los países que quieren recibir vacunas a través de ese mecanismo tienen que firmar y aceptar los requisitos de indemnización y responsabilidad de las compañías farmacéuticas, y que para los países que se autofinancian, como la Argentina, estos requisitos suelen ser los mismos que en los acuerdos bilaterales”. La Argentina, de acuerdo a diversas fuentes, no podía recibir vacunas de Pfizer sin antes cerrar acuerdo con la farmacéutica.

El Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas, llamado Covax, fue impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar el reparto equitativo de todos los países a una vacuna, en un acuerdo que fue firmado por 190 naciones, entre ellas la Argentina.

El contrato con COVAX es por 9 millones de dosis, que servirán para inocular a 4,5 millones de personas. Cada suero se paga a un costo de 4 dólares por lo que el contrato asciende a US$36.000.000. Hasta ahora el mecanismo envió vacunas de AstraZeneca. Para tener un punto de comparación, cada dosis de la Sputnik V le costó a la Argentina 9,9 dólares.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar