ECONOMÍA

EL CAMPO ARRANCÓ EL PARO NUEVE DÍAS Y EL GOBIERNO OFICIALIZÓ EL CEPO A LA CARNE

Los productores nucleados en las entidades de la mesa de enlace no venderán hacienda por la próxima semana en rechazo al cierre de las exportaciones. El Ejecutivo oficializó la restricción con el argumento de contener la inflación

La mesa de enlace de las entidades agropecuarias inició este jueves el cese de comercialización de ganado en rechazo al cierre temporal de las exportaciones de carne vacuna, que fue oficializado casi simultáneo al comienzo de la protesta por el Gobierno. Los dirigentes rurales esperan un alto acatamiento al paro, que se extenderá hasta el próximo viernes 28 inclusive, y remarcaron que no habrá desabastecimiento de cortes bovinos al consumidor.

En la previa al paro y por efecto del cepo, en el Mercado de Liniers subieron 5% en las categorías de ganado de consumo interno, que podría reflejarse en los próximos días en los precios al público. Mientras los valores de exportación se derrumbaron hasta 20%.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, planteó que “las medidas que está tomando el Gobierno son profundamente erradas. Debería tomarse el camino de alentar la producción en lugar de restringir las exportaciones”.

“El mercado, la oferta y la demanda no se pueden manejar con reglamentos ni con decretos”, lanzó el dirigente al ser consultado sobre la posibilidad de que el Gobierno intervenga el Mercado de Liniers con el objetivo de limitar la variación de precios.

Chemes manifestó que “empiezan a aparecer comentarios de que dentro del propio Gobierno empieza a comprender que no le hace bien a ningún sector del país, menos a la cadena ganadera. Ojalá reine el sentido común y se pueda dar marcha atrás para no repetir la situación que tanto nos perjudicó” en años anteriores. En ese sentido, enfatizó que ni el cepo ni la intervención de Liniers ayudarán a contener los precios de la carne al consumidor.

“Si el Gobierno sigue sosteniendo las medidas puede tener en los próximos meses un detenimiento en los precios, pero en poco tiempo y a mediano plazo se dará un faltante de stock que después termina en una fuerte alza de precios. Es lo que pasó después del cierre de 2005, se perdieron 12 millones de cabezas”, argumentó.

Los ruralistas alertaron, además que si sus reclamos no son escuchados, el paro comercial será el inicio de un plan de acciones que irá sumando a otras actividades de la agroindustria. La posición de los dirigentes encontró el acompañamiento de todo el arco empresario, que ve en el cepo exportador un peligro para toda la economía.

 

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar