DeportesDestacado

LA CONMEBOL EXPUSO A JUNIOR Y A RIVER ANOCHE EN BARRANQUILLA

COPA LIBERTADORES CONMEBOL

El partido se jugó en medio de detonaciones y gases lacrimógenos. Debió ser interrumpido a los 23 minutos porque los jugadores se vieron afectados. Además, se escuchan ruidos de bombas de estruendo en las afueras.Así afectaron los gases a Gallardo (caputra tv).

Junior-River debió ser interrumpido a los 23 minutos del primer tiempo porque ingresaron gases lacrimógenos al campo de juego y afectaron la visión de varios jugadores, incluido el propio Marcelo Gallardo. Más allá de la reanudación, muchos se siguieron refregando los ojos, se taparon la boca y hasta se dieron aire. Además, se pueden escuchar detonaciones en las afueras del estadio, correspondientes a las manifestaciones que suceden en simultáneo al partido. Son ruidos de bombas de estruendo.

A minutos del comienzo del encuentro ante Junior y River por Copa Libertadores, en los alrededores del estadio Romelio Martínez se vive una batalla campal. Algunos manifestantes comenzaron a reunirse tal como lo habían anticipado bajo el lema «El partido no se va a jugar» y la protesta empezó pacífica envuelta en una tensa calma. Sin embargo, cuando los equipos se acercaban al estadio se desató el caos: ​hubo corridas, piedrazos y los gases lacrimógenos que tiró la policía para dispersar a la gente llegaron al estadio, situación que obligó a los jugadores del club de Núñez a volver al vestuario. La imagen de Gallardo tapándose los ojos retrata la gravedad de la situación. Minutos después de la llegada del micro de River al estadio, viaje que se realizó con total tranquilidad, la delegación decidió hacer el reconocimiento del campo de juego y los gases sorprendieron a los jugadores y al cuerpo técnico. De esta manera, debieron ponerse rápidamente al resguardo en el vestuario visitante. Si bien hubo momentos de incertidumbre, la policía controló la situación de orden público y los equipos regresaron al césped a realizar la entrada en calor. Jaime Pumarejo, alcalde de Barranquilla, confirmó la realización del partido y además dio detalles: aseguró que fueron «sólo 200 personas» que se juntaron a dos cuadras del estadio para tratar de suspender el partido y que Gallardo pidió reggaeton en el estadio para distender y que no se escucharan los incidentes en las adyacencias. Mientras tanto, desde River contaron que en realidad el DT simplemente pidió que subieran un poco el volumen de la música que habitualmente se usa para ambientar en las previas de los encuentros.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar