Sociedad

LA CARPA DE UN CIRCO, EL NUEVO PUNTO DE VACUNACIÓN EN ROSARIO

La gigantesca carpa del famoso Circo Rodas, que durante los últimos días quedó varada cerca del Monumento a la Bandera en Rosario, finalmente será utilizada para albergar allí a un centro de testeo de coronavirus.

La conversión del lugar se concretará luego de que el Ministerio de Salud santafesino aceptara el ofrecimiento de los dueños del circo para utilizar la carpa que quedó inutilizada días atrás cuando el gobierno provincial decidió, entre otras cosas, prohibir la organización de espectáculos para tratar de aplacar el aumento de contagios en la segunda ola de Covid-19.

Este nuevo lugar para realizar hisopados se transformará en el cuarto de su tipo en Rosario, teniendo en cuenta los tres centros de testeos territoriales que ya funcionan en la ciudad. Una cifra que podría incrementarse en breve con la apertura de otros espacios similares.

“Sabemos el momento que estamos viviendo con la pandemia, y escucho todo el tiempo en los medios que hacían falta testeos. Así que este es nuestro aporte desinteresado”, aseguró el propietario del emprendimiento, Marcelo Lanza, al diario La Capital.

Según el empresario, la iniciativa fue impulsada por un grupo de artistas del circo y él se sumó. La gira del Rodas llegó en marzo a Rosario, donde llevó a cabo su última función el 23 de abril pasado.

A pesar de que el circo tenía planeado quedarse un par de meses ofreciendo sus funciones en la principal ciudad santafesina, las flamantes restricciones ordenadas por la administración de Omar Perotti pusieron en duda la permanencia de los artistas en el lugar y los llevaron a ceder la carpa en la que trabajan para un fin más urgente.

La carpa del Circo Rodas podría convertirse en uno de los centros de testeos de coronavirus más grandes de la Argentina. Personal de la cartera sanitaria provincial ya está trabajando en el lugar haciendo algunas pruebas, y entre el jueves y viernes de esta semana podría terminar de definirse la estrategia para que la próxima semana comience a funcionar a pleno.

“No trabajamos de esto, trabajamos de artistas. Esto es una donación”, afirmó Lanza para descartar de plano que esté entregando la gigantesca carpa como una forma de compensar el lucro cesante que sufre por la imposibilidad de realizar los shows que tenía previstos.

“Estamos impotentes porque en Rosario lo único que está cerrado es el circo, los teatros, los cines y poco más. El resto, con restricciones horarias, funciona normalmente. Nosotros podríamos trabajar y no lo estamos consiguiendo. Claro que nosotros somos un hilo muy delgado y no tenemos voz para que se nos escuche”, lamentó el titular del circo.

Sin embargo, el empresario señaló que la carpa se quedará en Rosario durante el período que la emergencia sanitaria lo requiera. “La carpa y nosotros vamos a estar acá firmes”, concluyó Lanza.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar