Policiales

VACUNATORIO CLANDESTINO EN SANTIAGO DEL ESTERO: UN MATRIMONIO DE ENFERMEROS FUE DETENIDO

Un matrimonio de enfermeros robó cientos de vacunas contra el coronavirus y montó un vacunatorio clandestino en Santiago del Estero. La policía allanó el lugar, detuvo a la pareja e incautó 283 dosis de distintas vacunas, en su gran mayoría de Sputnik V.

Los detenidos fueron identificados como Dante Daniel Díaz, de 42 años de edad, enfermero y empleado del Ministerio de Salud provincial, y su pareja María Angélica Coronel, educadora sanitaria, que desempeñaba tareas en el call center 107, informó el diario El Liberal.

Díaz es empleado del área de Inmunización del Ministerio de Salud local. Fuentes cercanas a la investigación dijeron al periódico que detendrán a todas las personas que hayan comprado y aplicado las vacunas.

En dos operativos policiales, realizados en viviendas de los barrios 8 de abril y San Germain, de Santiago del Estero capital, se encontraron 268 dosis de la vacuna Sputnik V, 14 de Sinopharm y una de Covishield. Además, se incautaron 510 dosis de distintas vacunas que no serían contra el COVID-19.

Todas las vacunas fueron trasladadas a la sede del Ministerio de Salud provincial por personal del Ejército Argentino bajo estrictas medidas de seguridad para no romper la cadena de frío.

Según el diario local Panorama, la policía secuestró elementos informáticos, un arma de fuego e insumos de enfermería, tales como jeringas, barbijos, bolsas de residuos patógenos y libretas sanitarias. El operativo fue realizado por efectivos de la División Homicidios y Delitos Complejos de la Capital santiagueña.

Según el diario El Liberal, Díaz se quedó fuera de su horario laboral y avisó a la guardia del área de inmunizaciones que debía devolver un lote de vacunas. Entonces colocó una caja vacía en el freezer pero sin cerrar la puerta con llave. Cuando estuvo otra vez solo, llenó la misma caja de dosis, colocó refrigerantes en un bolso técnico y puso allí los sueros.

Después salió del lugar con su mochila, pero todo quedó grabado en las cámaras de seguridad. Cuando las autoridades del ministerio advirtieron el faltante de vacunas del depósito oficial, que está custodiado por personal de las Fuerzas Armadas, ordenaron revisar los videos.

La denuncia fue hecha por la jefa de Inmunización del Ministerio de Salud, María Florencia Coronel, ante la División de Homicidios y Delitos Complejos de la Policía de la provincia, que dio intervención a la Fiscal de turno, Érika Leguizamón.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar