Internacionales

DAÑO AMBIENTAL: JAPÓN DESECHARÁ EN EL MAR AGUA RADIACTIVA DE LA PLANTA NUCLEAR

El gobierno de Japón anunció este martes que empezará a descargar en el océano Pacífico grandes cantidades de agua radiactiva, previamente tratada y almacenada en la planta nuclear de Fukushima. La central atómica sufrió un grave accidente tras el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011 que causó más de 15 mil muertes.

Las medida, conocida a 10 años de esa tragedia nacional, provocó el rechazo de pescadores y habitantes de la zona que organizaron movilizaciones para oponerse al anuncio.

El agua radiactiva comenzaría a verterse en el mar en unos dos años, según la decisión oficial tomada durante una reunión de ministros del gabinete.

Esta posibilidad se venía analizando desde hace tiempo, pero la propuesta no había avanzado a raíz de las fuertes preocupaciones en torno a las seguridad y las protestas. En septiembre, el agua almacenada ascendía a 1,23 millones de toneladas y llenaba 1.044 tanques.

El agua está almacenada en tanques en la planta de Fukushima Daiichi desde el terremoto y posterior tsunami de 2011. Entonces se dañaron los reactores, el sistema de enfriamiento se contaminó y comenzó a tener fugas, lo que provocó una emergencia nacional.

El gobierno se comprometió a trabajar para asegurarse de que el agua sea inocua y ayude a la agricultura, la pesca y el turismo locales.

A su vez, el operador de la planta, Tokyo Electric Power Co. (TEPCO), afirmó que su capacidad de almacenamiento se saturará en el otoño boreal de 2022.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, dijo en la reunión de ministros que el gobierno consideró que arrojar el agua al mar es lo “más realista”, y señaló que hacerlo es “inevitable para poder lograr la recuperación de Fukushima”.

Según TEPCO y funcionarios gubernamentales, el tritio (un isótopo natural del hidrógeno que es radiactivo pero no es dañino en pequeñas cantidades) no puede ser eliminado del agua. Sin embargo, aseguran que los otros radioisótopos pueden ser reducidos a niveles autorizados para que pueda efectuarse su descarga al mar.

TEPCO comenzará a descargar el agua en unos dos años tras construir unas instalaciones que cumplan con los requisitos de seguridad de la autoridad reguladora. De acuerdo a la empresa, la eliminación del agua no se puede posponer más y considera además que es necesaria para mejorar el medio ambiente que rodea la planta para que los residentes puedan vivir allí de manera segura.

El proceso podría durar décadas.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar