Nacionales

MURIÓ POR CORONAVIRUS MAURO VIALE

Viale tuvo fiebre y empezó a mostrar otros síntomas propios de la Covid-19, por lo que el sábado fue alojado en una clínica del barrio porteño de Palermo. Había recibido la primera dosis de la vacuna Sinopharm el último jueves.

Un paro cardíaco terminó imprevistamente el domingo por la noche con la vida del periodista y relator deportivo Mauro Viale, de 73 años, una de las figuras de los medios audiovisuales argentinos desde hace más de medio siglo, quien estaba internado desde este sábado por una neumonía bilateral generada por coronavirus.

El periodista, cuyo verdadero nombre era Mauricio Goldfarb, se encontraba en el porteño Sanatorio Los Arcos y había recibido la primera dosis de la vacuna Sinopharm el último jueves.

De acuerdo a lo informado por la señal de cable A 24, donde encabezaba distintos ciclos de actualidad, tuvo fiebre y empezó a mostrar otros síntomas propios de la Covid-19, por lo que fue alojado en la clínica del barrio porteño de Palermo.

Pese a detectársele una neumonía bilateral y haber permanecido en la sala de terapia intensiva durante el sábado, en la tarde del domingo había sido devuelto a una sala común, aunque sus pulmones seguían comprometidos.

«Te vas a poner bien porque sos un toro. Gracias por los mensajes de amor y fuerza. Los necesitamos mucho», posteó entonces en redes sociales Jonatan Viale, quien heredó la profesión de su padre.

La trayectoria de Viale reconoció no pocos hitos mediáticos, primero como la voz del fútbol argentino a nivel local (desde 1977 y siendo el relator principal del staff de “Fútbol de Primera” entre agosto de 1985 y junio de 1989 en la pantalla de la TV estatal) y también narrando los partidos de la Selección en los Mundiales.

En esa faceta mostró un estilo sobrio y tranquilo aunque participó de ciertos pasajes ligados al show televisivo en relación al fútbol como, por ejemplo, cuando pregunta “¿Quién mueve?” y el futbolista de turno respondía “muevo yo, Mauro”.

Con la mudanza de “Fútbol de Primera” del 7 al 9, también Viale mudó del deporte a la actualidad general tomando parte en los noticieros del entonces ATC (tal la denominación del canal público) «Buenas noches país» (1989) y «Dos horas» (1990), y entre 1991 y 1996 comandó “La mañana”, único que se transmitía en vivo en ese horario en la TV de aire.

Además, su estilo capaz de combinar el olfato periodístico con cierto gusto por el escándalo y casos policiales para cuyo tratamiento incluía dramatizaciones, lo volcó en otros programas vespertinos similares: “Anochecer con Mauro Viale” (1993 y 1995) y “La tarde con Mauro Viale» (1994).

Esa tendencia la profundizó desde agosto de 1996 con «Mediodía con Mauro», que al año siguiente pasó de ATC a América y que devino en un “talk show”, formato que por esos años empezaba a asomar y donde cada entrega deparaba una disputa entre los invitados.

En esos espacios se jugó profusamente en torno a la causa de narcotráfico que involucró a Guillermo Coppola, por entonces mánager de Diego Maradona y le dio profusa visibilidad a los personajes involucrados en ella. También de su mano se hizo conocido mediáticamente el empresario Jacobo Winograd.

Entre América y ATC, el derrotero de ciclos propios bajó un poco el nivel de exposición con «Impacto a las 7» y en su vuelta a la señal estatal encabezó «Despertate con Mauro Viale» a la mañana; «Cámaras», a la tarde «Detrás de la historia», este último con libretos de Hugo Moser, y a la noche «Polémica en el fútbol», pero su estancia allí se terminó con el final del menemismo.

La notable capacidad de trabajo de Viale también le permitió incursionar en medios gráficos, radiales y de internet, entre ellos, la gerencia de noticias y un ciclo matinal en Radio Rivadavia, “La era de los Mauricios” (desde 2016 por Radio Splendid) y se encargaba del la sección «Capote: Periodismo novelado» en el portal de noticias Infoexclusivo.com.ar.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar