ECONOMÍA

PRECIOS CUIDADO: LAS EMPRESAS ASEGURAN QUE NO AGUANTAN CON LOS VALORES CONGELADOS

El programa debería renovarse en unos días pero las negociaciones aún no llegaron a ningún acuerdo.

Mientras la inflación se acelera, se cocina por detrás un enfrentamiento entre las empresas de consumo masivo y el Gobierno en torno a un precio clave. El conflicto está escalando: lo que antes comentaban con reserva ya se transformó en comunicados y declaraciones. Primero fue Copal, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios, que interpuso un recurso administrativo en contra de los controles de stocks y valores. Luego fueron las empresas estadounidenses, que ayer enviaron un comunicado en el que aseguraban que la Secretaría de Comercio “se excede en sus funciones”.

Las empresas de consumo masivo sienten hartazgo. Hace cinco años que presentan información sobre sus precios en un sistema llamado SEPA (que luego se publica en la web de Precios Claros). A eso se suman otros controles: en Precios Cuidados les hacen presentar costos; en Precios Máximos (obligatorio), les piden stocks y producción, en el marco de la Ley de Abastecimiento, por la que pueden recibir sanciones.

A eso se sumaron dos regímenes informativos más en las últimas cuatro semanas. Primero el Sipre, que hace que 1000 grandes empresas presentan precios y stocks y algo de información delicada sobre su política comercial. Luego el Sifire, enfocado en etiquetado, pero también un límite para el lanzamiento de nuevos productos, porque añade la necesidad de autorización de la Secretaría de Comercio.

Este último punto enervó a las compañías de consumo masivo porque temen discrecionalidad en la aplicación. Las firmas de este tipo “viven” de lanzar nuevos productos y de la variedad de su oferta, pero también era una herramienta con la que lograban esquivar los controles de precios.

Mientras, las compañías esperan que el recurso administrativo de Copal avance y, si no, recurrirán a la Justicia, dijo en off the record a este medio una de las empresas más grandes de la Argentina. Con respecto al Sipre, tienen hasta este sábado 10 para hacer sus presentaciones. A la espera, de todos modos preparan los datos, porque si no cumplen con la normativa les podrían caber sanciones monetarias bajo la Ley de Abastecimiento.

Hace una semana el Gobierno anunció que extendería Precios Máximos hasta el 15 de mayo sin cambios: es decir, sin aumentos ni deslistamiento de productos. Esta medida se tomó en el contexto de la emergencia sanitaria y económica y obliga a las empresas a retrotraer sus precios al 6 de marzo de 2020 en categorías básicas como higiene personal y alimentos.

En un principio, aplicó para 2300 productos, pero luego se fueron “retirando” algunos que no se consideraban “de primera necesidad”, como el queso brie y la miel, u otros con mucha presencia en Precios Cuidados. Además, en todo 2020 se autorizaron aumentos en torno al 14%, mientras que las compañías alegan que sus costos subieron hasta un 48%, según el comunicado de AmCham, la cámara de comercio estadounidense que agrupa a empresas como Walmart y Pepsico.

Desde la Secretaría de Comercio aseguran que la intención hacia el futuro es sumar productos a la lista de Precios Cuidados, que hoy tiene 660 ítems, e ir deslistándolos a su vez de Precios Máximos. Por ahora, las empresa aseguran que no recibieron ninguna propuesta para que eso pase.

Esta semana, las firmas comenzaron a presentar sus propuestas de aumentos al Gobierno en el marco de la renovación del programa. Una pedía, por caso, una suba del 6%. Cabe recordar que Precios Cuidados se renueva trimestralmente y se terminará de definir en las próximas 72 horas, ya que el lunes 12 de abril vence el programa actual y “entra” el nuevo.

Para marzo, las consultoras privadas estiman una inflación del 4,1%. El número oficial se conocerá la semana que viene. Mientras tanto, la firma LCG midió en el mes que pasó una suba de los precios de los alimentos del 4,6%.

De confirmarse estas estimaciones, este sería el tercer mes consecutivo en el que los alimentos subieron más que la inflación.

A su vez, la consultora Focus Market midió las categorías con mayores aumentos entre marzo de 2020 y marzo de 2021. La medición dio resultados alarmantes: los snacks subieron 86%; el aceite, 68,6%; el enlatado de pescado, 59,4% y las cervezas, 54%.

¿Cómo suceden estos aumentos si hay media decena de controles de precios, y obligación de congelarlos? La respuesta está en los “controles de la última milla”. Es fácil que las grandes cadenas de supermercados respeten la normativa; pero no es igual para los almacenes de barrio.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar