Espectáculos

FALLECIÓ A ACTRÍZ AMII LOWNDEZ, FAMOSA POR SUS PAPELES EN «DOCTOR WHO» Y «SKINS»

Amii Lowndes, la actriz de 29 años que formó parte del elenco de las series británicas Doctor Who y Skins, murió a los 29 años después de haber sufrido un ataque de epilepsia, enfermedad que no le había sido diagnosticada.

La joven se desplomó en el jardín de la casa de sus padres en la ciudad inglesa de Bristol y no se pudo recuperar. De acuerdo a lo que cita el diario Daily Mirror de fuentes policiales, sufrió una “muerte súbita e inesperada por epilepsia”.

Los problemas de salud le aparecieron a Lowndes por primera vez hace tres años. Cuando volvió a sufrir una convulsión en 2020, la joven consultó a un médico que le dijo que su cuadro podría haber estado relacionado con un tema cardíaco, aunque finalmente todo se debió a la epilepsia.

En los últimos días, antes del ataque letal, también había sufrido otros episodios. La joven actriz murió en Bristol, ciudad en la que estaba junto a sus padres desde que se implementó la cuarentena debido al coronavirus.

“Amii tuvo una convulsión por primera vez en 2018, pero solo supimos sobre el diagnóstico después de su muerte. Hubiéramos querido tener la oportunidad de saber que las convulsiones, al igual que los ataques cardíacos, pueden ser fatales. Nada traerá de vuelta a Amii, pero si podemos salvar a otra familia que esté pasando por nuestro dolor”, aseguró al medio británico la madre de la actriz.

Lowndes trabajó en 2014, junto a Peter Capaldi, en la famosa serie Doctor Who y también tuvo roles menores en otras tres ficciones televisivas británicas muy conocidas como Skins, Casualty y The Crown. Antes había pasado siete años en trabajos fuera del ámbito artístico, como recepcionista y administradora de desarrollo empresarial en una empresa. Le encantaba dibujar, era fanática del teatro y sobre todo de la obra de William Shakespeare.

De acuerdo al profesor David Chadwick, citado por Daily Mirror, “es poco probable” que la falta del diagnóstico condujera a su muerte. “Este trágico desenlace no podía haberse anticipado. Incluso con un diagnóstico de epilepsia y la medicación adecuada, todavía existe el riesgo de muerte por SUDEP (Sudden Unexpected Death in Epilepsy Patients)“, definió.

Su mamá contó que la familia está devastada. “Le encantaba la diversión, estaba llena de vida y tenía muchas ideas. Sentimos su pérdida en todo momento”, comentó. Sus colegas, que la describieron como “un rayo de sol”, planean poner placas en los asientos del teatro a donde iba siempre, en su memoria.

De acuerdo a lo que puntualiza el sitio del Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, se producen 1,16 muertes súbitas inesperadas por cada 1000 personas con epilepsia por año.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar