Insólito

INSÓLITO: EL FISICOCULTURISTA QUE SE HABÍA CASADO CON UNA MUÑECA SEXUAL AHORA SE SEPARÓ

La relación entre el actor y fisicoculturista ruso Yuri Tolochko con Margot, su muñeca sexual, llegó a su fin después de que ella sufriera un desgaste propio del material con el que fue fabricada.

Durante varios meses, la inverosímil pareja había vivido un romance pleno, que empezó en la pandemia y que se estiró más de la cuenta. Sin embargo, a poco más de tres meses de haber pasado por el altar, la unión llegó a su fin.

El hombre explicó que no pudieron mantener la relación debido a que ella sufrió daños en su material de fabricación y tuvo que ser enviada durante un tiempo a otra ciudad para solucionar las fallas. Al respecto, el fisicoculturista aseguró que se siente “devastado” y que la soledad lo afectó de tal manera que decidió cortar la relación de raíz.

Pero eso no es todo. Tolochko también dio a conocer que ya tiene un nuevo amor. Es otra muñeca inflable llamada Lola, con quien ya convive. De hecho, ya tuve una presentación oficial en sus redes sociales: “Déjenme presentarles a mi nueva esposa, Lola. Aún no he decidido sobre su identidad sexual y de género”, publicó recientemente el hombre en su cuenta de Instagram en la que ya acumula más de 100 mil seguidores.

En el mismo posteo, el fisicoculturista también dejó entrever que podría empezar a practicar la poligamia y no descartó que lleguen más muñecas inflables para hacerle compañía.

“Además de Lola, puede que tenga otra esposa”, comentó Tolochko en la publicación de un video en el que presentó por primera vez a su nueva pareja, aunque el mensaje indicaría que próximamente podría comprar más muñecas.

Este tipo de casos han sido clasificados bajo la categoría de ‘agalmatofilia’, que hace referencia a personas que sienten atracción sentimental y sexual hacia objetos inanimados, por ejemplo, muñecas de plástico, estatuas y maniquíes.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar