Policiales

UNA JOVEN EMBARAZADA MURIÓ TRAS SER EMBESTIDA POR UN MOTOCHORRO

La familia de la joven que quedó en medio de una persecución policial en Castelar sostuvo que el patrullero iba sin sirena. “No tuvieron forma de darse cuenta”, lamentaron. Uno de los delincuentes involucrados murió esta madrugada en la comisaría.

Milagros tenía 21 años y estaba embarazada de tres meses. Anoche salió con su novio a comprar una gaseosa y queso rallado para cenar con su mamá en su casa de Castelar. El negocio estaba a 10 cuadras de distancia, pero en el camino la joven quedó encerrada en una persecución policial, se cayó de la moto en la que circulaba y murió en el acto. “Salió 10 minutos a comprar y no volvió más, yo necesito justicia”, pidió esta mañana su mamá.

La mujer estaba preparando fideos ayer cuando su hija salió a buscar las cosas que faltaban, sin saber que esa sería la última vez que iba a verla viva. En medio de la conmoción y del dolor por lo ocurrido, manifestó a TN: “Los vecinos me dijeron que la policía venía sin sirena, con las luces apagadas”. En ese sentido, remarcó: “Ellos no tuvieron forma de darse cuenta de que había una persecución”.

Lo cierto es que los efectivos venían detrás de dos motochorros que escapaban tras robar una serie de comercios en Morón e Ituzaingó y, al llegar al cruce de las calles Domingo Palmero e Isabel de Pardo, se produjo el trágico accidente. Un grupo de personas que a esa hora se encontraba a pocos metros reunida en un kiosco, habló más tarde con los familiares de Milagros y brindó una versión distinta a la que trascendió en un primer momento.

“Nos dijeron que el patrullero chocó a los delincuentes y eso hizo que, a la velocidad que venían, ellos embistieran a mi hija”, reveló Alejandra. Milagros, no llevaba casco, cayó al piso y murió en el acto por la violencia del golpe. Su novio también resultó herido aunque no de gravedad, y ahora permanece sedado por el traumático momento. “Él vio a mi hija aplastada por la moto y la sacó”, detalló con voz temblorosa la madre de la joven.

Según su testimonio, la ambulancia demoró dos horas en llegar al lugar y cuando lo hizo trasladó primero a uno de los delincuentes, que tenía heridas graves, y dejó a su yerno esperando por lo menos una hora más hasta que volvieron a buscarlo. “No me parece justo, se llevaron a un ladrón en lugar de asistirlo a él”, cuestionó.

A la madrugada uno de los delincuentes murió en la seccional 3 de Castelar Sur, confirmó una fuente de la investigación a TN. Por otra parte, separaron a la policía bonaerense e interviene Gendarmería en el caso. El otro presunto motochorro está siendo operado por una fractura de cráneo.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar