Policiales

CASO M.: PASÓ LA NOCHE EN EL HOSPITAL GARRAHAN Y QUEDÓ A CARGO DE MINORIDAD

La menor se quedó en el centro de salud donde recibió asistencia. Después, no convivirá con su madre durante las próximas días. Los motivos.

Después de tres días de búsqueda desesperada, este jueves a la mañana encontraron sana y salva en Luján a M., la nena que había sido secuestrada el lunes en Parque Avellaneda y detuvieron a Carlos Savanz, su captor. La familia de la víctima recibió con alivio y alegría la noticia, aunque en principio la tutela de la menor quedará provisoriamente a cargo de la División de Minoridad de la Ciudad.

En este sentido, la chiquita quedó internada al menos hasta este viernes en el Hospital Garrahan con custodia policial, bajo un cuadro de mucho estrés y cansancio según detallaron los profesionales de la salud que la están asistiendo. Estos por ahora desconocen cuándo fue el último día en que M. pudo alimentarse y descansar en forma adecuada.

De acuerdo al procedimiento habitual en este tipo de casos y por tratarse de una menor de edad, M. tendrá que someterse a pericias psicológicas y físicas junto con una cámara gesell con el objetivo de determinar y constatar que no haya sufrido algún tipo de abuso sexual.

Durante el tiempo que duren estos estudios, en tanto avanza la investigación, la nena que tuvo en vilo a todo un país se alojará, de forma momentánea, en alguno de los 33 centros de inclusión que el Gobierno de la Ciudad tiene destinados para familias, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad.

Desde el Consejo, indicaron que ya empezaron “a trabajar en una evaluación interdisciplinaria del grupo familiar” de M. y las condiciones en las que ella vivía para, a partir de allí, decidir “qué estrategia se puede implementar para lograr la revinculación con la niña”.

Las conclusiones del equipo formado por trabajadores sociales, psicólogos y abogados que tomen contacto con el círculo íntimo de la menor establecerán la base sobre la cual se definirá qué es lo mejor para su futuro, teniendo en cuenta el cuadro de adicción que padece su madre.

En tanto, Carlos Savanz, el detenido, será trasladado en las próximas horas para su declaración indagatoria ante la jueza Fabiana Galleti, a cargo de la causa. En principio, el hombre fue acusado por “sustracción de menores”, un delito por el que podría recibir una condena de entre 5 y 15 años de prisión. Los resultados de las pericias, sin embargo, podrían después agravar su situación.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar