Nacionales

INCENDIOS EN LA PATAGONIA: 1200 HECTÁREAS YA FUERON CONSUMIDAS CERCA DE EL BOLSÓN

Un nuevo incendio se desató en las últimas horas en una zona ubicada al límite de Chubut y Río Negro. El fuego, empujado por los fuertes vientos, ya quemó más de mil hectáreas en Mallín Cume, a 30 kilómetros de El Bolsón.

Las llamas avanzaron sobre los alrededores del kilómetro 20 de la ruta provincial 6, indicaron fuentes del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales. Se trata de un punto aledaño a un incendio forestal que se desató a fines de enero y tuvo en vilo a los habitantes de El Bolsón.

Los vientos del lunes, que alcanzaron los 70 kilómetros por hora, hicieron progresar en cuestión de horas el incendio desde la estancia Mallín Cumé hacia la estancia El Boquete donde consumió un galpón. Este sector se ubica a unos 5 kilómetros de la localidad de El Maitén.

En la estancia hay explotación de forestal compuesta principalmente de pinos que podría ser alcanzada por las llamas, indicaron voces del Splif de Bariloche que se encuentran en la zona.

«Los medios aéreos de Bariloche están trabajando en El Bolsón», confirmó Orlando Baez, responsable del organismo en la ciudad cordillerana. «El temor principal es que el fuego entre a una forestación de pinos muy grande y también que puede avanzar a Chubut», agregó.

Decenas de brigadistas trabajaban en la zona con apoyo de dos aviones y dos helicópteros. En tanto, otro grupo resguardaba uno de los frentes que amenazan con cruzar a Chubut.

Nicolás D’Agostino, jefe segundo del Splif de El Bolsón, informó en diálogo con medios locales que «el nuevo foco avanzó rápidamente, alrededor de 11 kilómetros en 10 horas».

Y alertó que el avance del fuego hacia El Boquete complican los trabajos porque «la estancia tiene 800 hectáreas de plantaciones».

Por su parte, el Secretario de Bosques, Rodrigo Rovetta, indicó en FM de Sol que «las condiciones de seguridad para los vuelos aéreos no fueron las apropiadas por lo que debieron continuar por tierra, con brigadistas y maquinaria».

«El incendio tuvo importante ingreso a zonas de forestaciones sin manejo, lo que favoreció a su propagación. Estuvimos toda la jornada recorriendo el lugar y hubo que reformular estrategias a última hora porque avanzó más de lo esperado», agregó.

Para este martes, las temperaturas en el sector llegarían a los 26 grados con vientos superiores a los 35 kilómeotros por hora, según el pronóstico del clima.

Por estas horas más de 120 brigadistas se despliegan en varios focos de distinta intensidad, pero el más preocupante es el que se acerca a El Maitén. La pequeña localidad de 4000 habitantes se encuentra a unos 55 kilómetros de El Bolsón, entre Ingeniero Jacobacci (Río Negro) y Esquel (Chubut).

La zona posee una especial belleza donde se cruzan ríos, valles verdes, bosques y el desierto de la Línea Sur rionegrina como una suerte de límite natural.

Las llamas y el humo del incendio se observaban claramente desde una distancia de kilómetros en los distintos parajes de Río Negro y Chubut que se salpican una geografía de inmensas dimensiones.

Por ahora, el fuego consumió principalmente arbustos y pastos secos. Sin embargo, los brigadistas temen de que al llegar a los espacios forestados el incendio adquiera nuevas proporciones.

Según han explicado miembros del Splif el índice de peligrosidad de incendios en la zona se encontraba en «Extremo» considerando la sequedad del territorio, las altas temperaturas y la incidencia de los vientos

El 24 de enero se había iniciado un incendio en el Bolsón que llegó a consumir unas 7.000 hectáreas de bosque nativo. La mayoría del trabajo se realizó en el denominado sector 2, una de las laderas de cerro Piltriquitrón, con el propósito de alejar definitivamente el fuego de los barrios rurales y de las tierras de la comunidad mapuche Nahuelpan.

El Sistema Nacional de Manejo contra el Fuego (SNMF) recordó que el 95% de los incendios forestales se producen por acción humana y señaló que, entre las primeras causas, se encuentra el uso del fuego para la preparación de áreas de pastoreo, el abandono de tierras, las fogatas y las colillas de cigarrillos mal apagadas.

Entre el 1° de enero y el 20 de febrero, alcanzaron a 40.680 las hectáreas afectadas por incendios en todo el país, según el SNMF.

Entre las jurisdicciones más afectadas se ubican Río Negro (12.524 hectáreas), La Pampa (8.958), Corrientes (6.766), Buenos Aires (3.913), Neuquén (2.535) y Santa Cruz (2.006).

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar