Policiales

CHACO: UNA NENA DE TRES AÑOS FUE ASESINADA EN UN SUPUESTO RITO SATÁNICO

La localidad chaqueña de Quitilipi está conmocionada por los escalofriantes detalles de la autopsia de Maia Vallejos, la nena de 3 años que murió en las últimas horas tras sufrir una infección generalizada. Su cuerpo tenía clavadas dos agujas que tocaban el corazón y uno de sus pulmones, respectivamente. Ahora, la Justicia investiga un presunto rito satánico.

“Esta beba sufrió una situación dantesca. Fue muy agresivo lo que hicieron con ella”, remarcó ante los medios locales el procurador adjunto, Miguel Fonteina, sobre la muerte de la menor que derivó en pocas horas en una orden de detención para la madre, una joven de 20 años, y su pareja, de 19. Ambos habían escapado por temor a ser linchados por los vecinos pero fueron capturados por la policía en un campo en las afueras del pueblo.

Maia se descompensó el miércoles pasado y fue trasladada al Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, pero llegó muerta. Con el correr de las horas, el informe de los forenses sacó a la luz una trama macabra. Una de las agujas que tenía clavadas tenía 10 centímetros de largo, mismo tamaño de las que se usan para coser pelotas de fútbol.

“Una estaba en contacto con el pulmón y el corazón, en el medio del pecho, y otra, con pus, en el timo. Esta última es de vieja data, generó infección generalizada e inflamaciones pulmonar y en los riñones, que la llevaron a un paro cardiorrespiratorio que provocó su muerte”, precisó en conferencia de prensa el fiscal de Investigaciones N° 3, Cristian Arana.

Según informó el portal Eres Chaco, la madre de la víctima declaró ante la Policía en un primer momento que se había quedado dormida con su hija y al despertar “la encontró toda morada” y la llevó al hospital. La mujer, junto con su concubino y la nena, vivían desde hacía dos meses en una propiedad que pertenece a su empleador.

Pese a sus dichos, los datos que reveló la autopsia la dejaron tanto a ella como a su novio en la mira de la Justicia sospechados por el “homicidio”. “No podemos decir dónde están alojados porque la gente de Quitilipi está muy indignada y queremos resguardar la integridad de los acusados”, agregó el fiscal.

La pareja pudo ser resguardada de la furia de los vecinos, pero al menos unas cuatro presas golpearon brutalmente a la madre de la víctima el viernes pasado. La agresión, que se extendió durante varios minutos, quedó filmada y el video se viralizó en las redes.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar